Redacción EC

El ritmo de productividad en el trabajo es muy importante para garantizar la eficiencia tanto para las labores asignadas como para alcanzar un bienestar personal de utilidad.

Sin embargo, existen ciertas conductas o costumbres que pueden entorpecer o volver más lento nuestro desarrollo de actividades.

Estos malos hábitos pueden ser insidiosos e incluso pueden ser parte de tu rutina sin siquiera notarlo, disminuyendo tu precisión y afectando tu rendimiento, así como tu creatividad.

Por ello, identificarlas y obtener el control de dichas manías es fundamental para continuar creciendo profesionalmente y no estancarse.

Un estudio de la Universidad de Minnesota descubrió que las personas que ejercen un alto grado de autocontrol tienden a ser mucho más felices que las que no lo hacen.

En este sentido, eliminarlos aumentará su productividad y le permitirá disfrutar de un estado de ánimo positivo.

Descubre en este galería los nueve malos hábitos que pueden perjudicar tu productividad.