Gonzalo Muñoz Chairman del Consejo Asesor del Climate Champions Team en CMNUCC. Cofundador de TriCiclos, Manuia, Polkura y SistemaB.
Gonzalo Muñoz Chairman del Consejo Asesor del Climate Champions Team en CMNUCC. Cofundador de TriCiclos, Manuia, Polkura y SistemaB.
/ Perú Sostenibl
Melissa Cosmópolis

Tras la crisis sanitaria, se ha visto evidenciada la urgencia de establecer una mejor y nueva relación con la naturaleza tanto desde el ámbito social como del empresarial que permita repensar el actual modelo de producción y consumo.

Gonzalo Muñoz, chairman del Consejo Asesor del Climate Champions Team en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), estuvo presente en el primer día de Perú Sostenible. El Comercio pudo conversar con él respecto al estatus de una economía que busca ser cero emisiones a nivel regional.

MIRA | El precio del pollo al alza: ¿Cuál será su tendencia en los siguientes meses?

Al respecto, Muñoz señaló que lo primero que los mercados, industrias y gobiernos deben hacer es evaluar el impacto negativo de las externalidades hoy en día. Según Muñoz, parte del problema es que al crecimiento, desarrollo y resultado económico de este no se le está incluyendo la externalidad. Es decir, no se está considerando el impacto que la extracción de materias primas, diseño, producción y descarte posterior de los residuos generan en el ambiente, y así dejar de considerar a la naturaleza como si “fuese un saco infinito que puede llegar a recibir cualquier cosa”.

“En el minuto en que empiezas a valorizar esas externalidades, te das cuenta de que hoy estamos en una economía considerablemente peor. En algunos casos, estamos hablando de economías que han decrecido producto del daño que le están generando al ambiente y eso condiciona el crecimiento futuro”, agregó.

Por eso, la economía circular es tan importante para el desarrollo sostenible de las economías, así como la producción energética. Al respecto, Muñoz resaltó que hace 10 o 15 años los costos de las energías renovables eran tan altos que se creía que nunca iban a ser competitivas. Incluso, al 2016, la Agencia Internacional de Energía proyectaba que los vehículos de motor de combustión interna seguirían produciéndose masivamente incluso en la década del 70 y el 80 de este siglo. Pero, “hoy en día, prácticamente todas las marcas automotrices tienen ‘fecha de fin’ del motor de combustión interna antes del 2040″, sentenció el experto.

Desarrollo en la región

En el caso de países como Chile, Brasil o Colombia, el mercado ha empezado ya a operar. Muñoz señaló que producir energía renovable, hoy en día, es más barato que producir energía a base de combustibles fósiles.

“La energía que se puede producir a partir de renovables, tanto solar como eólica, no solo es más barata, sino que es mucho más eficiente en la forma de entregarse debido a que el costo de operación es muchísimo más bajo, prácticamente nulo, respecto del costo de operación de las termoeléctricas”, comentó.

Una aplicación de esta energía se ha enfocado en la movilidad de vehículos livianos, última milla y autobuses. Chile, por ejemplo, apunta a que la flota de autobuses de Santiago de Chile sea 100% buses eléctricos. Sin embargo, Muñóz señaló que aún hay desafíos importantes como los grandes vehículos de carga, vehículos de minería, camiones de largas distancias, navieros y aviones.

Por otro lado, otro gran reto para la región son las grandes industrias de cemento, por ejemplo, donde son necesarios hornos cementeros que trabajan a altas temperaturas. Al respecto, el experto de la CMNUCC, comentó que ya existen proyectos que están estudiando la posibilidad de capturar el metano producido en los rellenos sanitarios y vertederos para utilizarlo en la producción del cemento, logrando así reducir la emisión de estos espacios y facilitando la descarbonización de la industria cementera.

Estas acciones serán posibles si los diferentes gobiernos logran entender que esta es una oportunidad para dar el salto tecnológico y no quedarse en el pasado con instrumentos que terminarán siendo obsoletos. “Es muy importante que seamos y tengamos la humildad de reconocer que cuando las cosas no están funcionando bien, las tenemos que corregir”, sentenció Muñoz.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más