Ricardo Serra

Si se trata de comprar un vehículo y se tiene la capacidad económica para hacerlo, hay quienes, definitivamente piensan en un , cero kilómetros. Pero hay también quienes prefieren adquirir , con pocos kilómetros recorridos, debido a que el precio es menor, pero son conscientes de que hay ciertas desventajas.

1. VENTAJAS DEL AUTO NUEVO
Comprar un auto nuevo es una alternativa costosa, pero cuenta con la ventaja de que tiene todo a su favor, como por ejemplo, la garantía del fabricante. Otro punto a favor de comprar un automóvil cero kilómetros es que, dado su óptimo estado, su rendimiento de será el mejor, lo que le generará al usuario ahorro de dinero.

Sigue a Portafolio también en  

“Una de las principales ventajas de un auto nuevo es el menor costo asociado al mantenimiento preventivo, ya que durante los primeros años, asumiendo un recorrido anual de 20.000 km, la mayoría de las piezas no han sufrido mayor desgaste y por ello los costos de cambiarlas o repararlas son menores”, agrega Carlos Chiappori, gerente general de , representante de y . Además, tener un auto cero kilómetros tiene a su favor la comodidad en la conducción, pues es un vehículo que está estrenando su suavidad, no le suena nada, su aspecto exterior e interior es impecable y, algo muy característico y atractivo es el fascinante olor a carro nuevo. También tiene a su favor que no necesita gastar en por los tres primeros años.

Además, comprar un auto nuevo tiene la ventaja de que puede aprovechar promociones especiales, como bonos de descuento, mantenimientos gratuitos, accesorios, entre otros, cuenta Diego Mantilla, jefe de Márketing de .

2. DESVENTAJAS DEL AUTO NUEVO
Sin embargo, hay aspectos que pueden restarle atractivo. Uno de ellos es su alta depreciación inicial, pues un vehículo nuevo pierde aproximadamente el 20% de su valor en el primer año (dato: se considera que el auto nuevo se deprecia 10% una vez retirado de la tienda). También juega en contra el hecho de tener que pagar el impuesto vehicular por los tres primeros años. Este impuesto es, al año, el 1% del valor referencial del vehículo, el cual es determinado por el (MEF).

La inscripción de vehículos nuevos creció 19.9% en enero pasado, según la Asociación Automotriz del Perú. (Foto: Iván Álvarez A.)

3. EN LOS PRIMEROS AÑOS
Comprar un auto con dos o tres años de uso es una alternativa atractiva para muchos, pues evitan la fuerte depreciación inicial de un auto nuevo, y el producto puede ser casi el mismo. Su condición mecánica será muy buena y no incurrirá en gastos de reparaciones ni de repuestos, salvo por mantenimiento, pero aún pagará el impuesto vehicular.

Si uno compra un auto que aún esté cubierto por la garantía del fabricante, puede ser que esta ya no se encuentre activa. “Si bien en el concesionario se pueden ver los servicios prestados al auto, no se puede saber qué cosas se le hicieron fuera del concesionario”, comenta Patrick Huggard-Caine, gerente de Márketing de del Perú. “El hecho de que un auto esté en el período de garantía no quiere decir que todavía la tenga, pues puede ser que el propietario haya instalado alarmas o radios no recomendados”, añade.

Julio Concha, gerente de , refiere que las ventajas de comprar un auto con pocos años puede verse afectada por factores como el kilometraje del vehículo y de si este fue al servicio posventa a tiempo y en los talleres autorizados.

4. CON MÁS AÑOS DE ANTIGÜEDAD
Hay quienes prefieren comprar un auto con tres o más años de antigüedad, debido a que como ya no cuenta con la garantía del fabricante, tienen mayor libertad para acudir a talleres independientes, que suelen cobrar menos que los concesionarios autorizados.

Dichos usuarios deciden asumir el riesgo de que las reparaciones o mantenimientos no sean óptimos. Una de las ventajas es que ya no pagarán el impuesto vehicular, pues este ya lo habrá asumido el propietario que lo usó en los primeros tres años.

Sin embargo, habrá que comenzar a considerar en el presupuesto el gasto anual de la revisión técnica, así como de reemplazo de algunas partes o piezas. Una ventaja de comprar un auto usado es el precio, pero la desventaja es que aumenta la asimetría de información, es decir, el vendedor tendrá mayor conocimiento que el comprador sobre la verdadera situación del auto.

PAUTAS PARA COMPRAR UN AUTO USADO
Para adquirir un vehículo de segunda mano se debe revisar la mecánica del auto, así como la parte legal de la transferencia de propiedad. 

► Qué comprar. Para elegir qué auto comprar, evalúe sus necesidades. Vea si requiere un auto para ciudad o para caminos afirmados, si desea un vehículo económico en combustible o si está dispuesto a pagar más por uno de mayor tamaño y potencia. Evalúe también qué tan seguido llevará a toda su familia y qué tan seguido saldrá de viaje.

► Papeles. Un punto importante al adquirir un vehículo usado es que tenga los papeles en regla. En la  (Sunarp) uno puede pedir un boletín informativo, en el que figuran datos como nombre, DNI y dirección del propietario, las características originales del vehículo (incluido año de fabricación) y los acreedores de las garantías de la unidad.

► La inspección. Un aspecto indispensable es evaluar las condiciones del vehículo, tanto del motor como de otras partes. Puede hacer la inspección con su mecánico de confianza.

MÁS DATOS
► Unos US$2.900 es aproximadamente el costo de cinco años de mantenimiento de un auto de tres años de uso, asumiendo que recorre 15.000 km al año.

► Unos US$2.500 cuesta, en promedio, mantener un auto nuevo por cinco años en el concesionario.

TAGS RELACIONADOS