Los créditos Mivivienda se canalizan a través de las entidades financieras, que prestan el dinero a sus clientes, señala Pedro Sevilla, presidente del directorio en Fondo Mivivienda.  (Foto: GEC)
Los créditos Mivivienda se canalizan a través de las entidades financieras, que prestan el dinero a sus clientes, señala Pedro Sevilla, presidente del directorio en Fondo Mivivienda. (Foto: GEC)
Franco Balza Tassara Cánepa

Redactor de la sección Economía y Día1

franco.balza@comercio.com.pe

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Los Créditos Mivivienda alcanzaron una cifra histórica de desembolsos en el primer trimestre del 2021. Pedro Sevilla, presidente del directorio en , señala a El Comercio que en los primeros tres meses del año se otorgaron 2.904 créditos con una inversión de S/384,5 millones, alcanzando la suma más alta que se haya registrado en periodos similares de años pasados.

“Respecto al primer trimestre del 2020, los créditos crecieron en 114%”, indica Sevilla.

Asimismo, el ejecutivo detalla que para el 2021 la meta es otorgar 11.000 créditos. “De esos 11.000, cerca de 3.000 ya han sido entregados en el primer trimestre, pese a que inicialmente estimamos que se entregarían 1.000 en dicho periodo″, señala.

LEE TAMBIÉN: Pedro Castillo y Keiko Fujimori: Propuestas para el sector Educación tienen poco sustento o son inviables

Cabe mencionar que los créditos Mivivienda, según Sevilla, se canalizan a través de las entidades financieras, que prestan el dinero a sus clientes.

“El crédito Mivivienda es un combo que tiene tres componentes: la plata que le prestamos a la entidad financiera para que se la preste al cliente, la cobertura que damos sobre ese crédito que la entidad financiera le da al cliente, y el Bono del Buen Pagador para que disminuya la cuota mensual del cliente en la entidad financiera. Este bono no se devuelve, es un regalo.”, detalla.

“La vivienda a las que se puede acceder a través de este crédito pueden tener un valor desde S/60.000 hasta S/320.000”, explica.

TECHO PROPIO

En cuanto al programa Techo Propio, Sevilla comenta que también ha superado las expectativas del primer trimestre, ya que se han colocado 15.000 bonos de los 45.000 bonos que se deben destinar durante el 2021.

“La colocación de bonos superó nuestras expectativas. En el primer trimestre hemos hecho un tercio del total de bonos para este año. Usualmente en este periodo se alcanza el 25%”, precisa Sevilla.

El ejecutivo explica que, a diferencia de Mivivienda, en Techo propio no se otorga un crédito, sino un bono.

“Regalamos S/38.500 para comprar una vivienda que tienen un valor de hasta S/109.000. Está dirigido a personas que ganen menos de S/3.700. El beneficiario recibe la mitad del valor de la vivienda y la diferencia se tiene que pagar con un crédito. Ese crédito es otro producto que se llama Crédito Complementario Techo Propio”, detalla Sevilla.

Otra diferencia con Mivivienda es que en Techo Propio el beneficiario o beneficiaria debe tener alguna carga familiar. Es decir, debe tener hijos, estar casado, tener un hermano o hermana con quien va a vivir, u otro tipo de relación.

AUMENTO DE LA DEMANDA

Para Sevilla, la razón por la que la demanda de viviendas aumentó en el primer trimestre del 2021 se debería, entre otros factores, a que en medio del confinamiento algunas personas que vivían con otros familiares en una misma vivienda han visto la necesidad de tener su propio espacio.

“Antes de la pandemia, muchos pasaban menos tiempo en la vivienda que compartían con otras personas, ya que trabajaban o hacían otras actividades, pero por la pandemia tenían que compartir la casa todo el tiempo con ellos, lo cual hace más difícil la convivencia”, comenta Sevilla.

Un factor adicional, según el ejecutivo, es que debido al confinamiento, algunos han podido ahorrar el dinero que solían gastar en otras cosas, como transporte, vestimenta, comida en restaurantes, viajes, etc. “Esos ahorros se han canalizado a la vivienda”, acota.

CONCURSO

Por otro lado, Sevilla comenta que el Ministerio de Vivienda y el Fondo MiVivienda han lanzado un concurso que busca incentivar el diseño de viviendas de interés social.

De esta manera, y por noveno año consecutivo, ambas entidades convocan a los profesionales de arquitectura e ingeniería, así como a las empresas del sector, a participar en el IX Concurso Nacional de Vivienda Social “Construye para Crecer 2021”.

“Esta edición del concurso viene renovada, hemos mejorado los premios, el jurado es de lujo y las propuestas se realizaran sobre un lote habilitado en Villa el Salvador, puesto a disposición por el Proyecto Especial Legado de los Juegos Panamericanos y Parapanamericanos, bajo una visión de ciudad compacta, sostenible y con usos mixtos”, indica Sevilla.

TAGS RELACIONADOS