Después de Lima, Moquegua es la región más competitiva del país
Después de Lima, Moquegua es la región más competitiva del país

SILVIA MENDONZA MARTÍNEZ

Los avances logrados en el plano laboral, así como en infraestructura y en la percepción de sus instituciones, impulsaron a a la cúspide del Índice de Competitividad Regional 2014 –elaborado por el Instituto Peruano de Economía– donde se ubica en el segundo lugar, solo detrás de Lima.

Según el Incore 2014, Moquegua es la única región que supera el promedio nacional en cada uno de los seis pilares que mide el IPE (entorno económico, laboral, educación, salud, infraestructura e instituciones). Es más, en cada uno de estos se ubica en el ‘top ten’. Así, su ‘peor’ desempeño se da en el pilar “instituciones”, en el que ocupa el puesto 7 tras escalar cinco posiciones. Este detalle es importante, pues no hay otra región del país que exhiba resultados positivos tan homogéneos. Un ejemplo es Lima, que si bien ubica en el puesto 1 del índice, está en la cola –puesto 23– en cuanto a instituciones.

Similar escenario se da en Arequipa –desplazada este año al tercer lugar del índice–, pues la región ocupa el puesto 22 en el pilar analizado.

Moquegua también logra este año ocupar el primer puesto en ocho de las 41 variables que aportan a los seis pilares del Incore.

Otro caso que llama la atención es Madre de Dios, que este año ocupa la misma posición que en el 2013 (6), pero que sorprende al avanzar al primer puesto en el pilar laboral, desplazando nada más y nada menos que a la capital.

Miguel Palomino, director gerente del IPE, explica que son dos los factores que empujan el avance de la región selvática: la minería ilegal y la IIRSA Sur. “Madre de Dios es una región con una población bastante joven, que llega a trabajar duro porque sabe que va a ganar bien y que después se regresa [a su lugar de residencia]”, explica.

LOS QUE NO HICIERON LA TAREA

Si bien el índice da una idea clara de cómo avanzan las regiones del país, también hace un retrato descarnado de las regiones en problemas. Tal es el caso de Loreto, que vuelve a ocupar el último lugar en el índice de competitividad producto de sus malos resultados en variables como educación e infraestructura.

“Tener una infraestructura deficiente te genera problemas en las demás variables. Por ejemplo, cómo produces si la electricidad es cara, si no tienes pistas cómo van los niños al colegio”, destacó Palomino.

Si bien el puesto 23 lo ocupa Puno –que retrocede un lugar– los desempeños más decepcionantes en el Incore 2014 van por cuenta de Piura, que pierde 3 puestos, y Cajamarca, que cede 2  escalones.

Palomino explica que en el caso de la región costeña, si bien hay una mejora en el entorno económico, pesa más la mala percepción de las instituciones: retrocede en 7 de las 8 variables del pilar. Así en el consolidado del pilar cede 9 escalones.

Cajamarca es, después de Piura, la región que más retrocede en el ránking: pasa del puesto 18 al 20. El IPE resalta también que es la única región del país que pierde posiciones en 5 de los seis pilares. Su ‘mejor’ desempeño del año es mantener la misma posición en el pilar de entorno económico: el puesto 20.

“Cajamarca está en recesión hace dos años. Está muy golpeada. Y si bien la gente ya está sintiendo los efectos, esperemos que los cambios se den pronto”, concluyó el jefe del IPE.

► MÁS DATOS

Factores que suman. Lima es la región con mayor cobertura eléctrica, de saneamiento, telefonía e Internet.

Más al sur. Tacna es la región que ocupa el puesto 22 en el pilar percepciones. Su desempeño global la ubica en el puesto 5.

Puesto expectante. Ica mantiene el puesto 4 en el ránking de competitividad. Su caída en el pilar laboral fue compensada con la mejora en el institucional.

Desde el oriente. San Martín vuelve a ocupar el puesto 14. Mejora en lo laboral, pero cae en salud. 

► CIFRAS 

11 variables. De las 41 que conforman los seis pilares lidera Lima en el Incore 2014.

41%. Por encima del promedio nacional está el gasto por hogar en Lima. Es la región con mayor acceso al crédito. 

4,2%. Es el ratio de desnutrición crónica en menores de 5 años en Lima. La tercera más baja.

1 escalón. Mejora Cusco –al puesto 11– producto de mejoras en el entorno económico, laboral e infraestructura. 

2 posiciones. Avanza Apurímac, al puesto 18. Mejora en el plano laboral y en acceso a la salud. 

3 puestos. Avanzó La Libertad, pasó del lugar 11 al 8, con lo que se cuela en el tercio superior.