El estudio afirma que hay una mayor aceptación por pymes que tienen presencia o herramientas digitales. (Foto: GEC)
El estudio afirma que hay una mayor aceptación por pymes que tienen presencia o herramientas digitales. (Foto: GEC)
Redacción EC

La pandemia del ha impulsado a las personas de nuestro país a probar nuevas opciones de pago flexibles para satisfacer sus necesidades. De acuerdo a , el 79% de usuarios peruanos están más abiertos a probar nuevos métodos de pago que hace un año.

Además, en este grupo se puede ver una tendencia liderada por la Generación X (90%) y los Millennials (82%). Aunque son estos últimos los que muestran mayor predominancia a continuar probando nuevos medios de pago, según el informe “New Payments Index” sobre cambios de hábito frente a la adopción de nuevas tecnologías.

REVISA: BCR mantiene proyección de crecimiento de 10,7%, pero dependerá de “confianza” que brinde nuevo gobierno

Otra conclusión del estudio es que se evidencia una mayor aceptación por pequeñas y medianas empresas (pymes) que tienen presencia o herramientas digitales, pues el 82% de los peruanos comprarían en pequeñas empresas que ahora tienen presencia en línea.

En detalle, este tipo de preferencias ocurre mayormente entre los Millennials (83%) y la Generación X (90%). Asimismo, el 81% de los peruanos compraría más en pequeñas empresas si ofrecieran más opciones de pago como pagos sin contacto, compras en línea o compras por medio de una aplicación móvil. Esta última tendencia es liderada los Millennials y la Generación X, ambos con 86%.

Con mayores demandas por parte de los consumidores, también surge una mayor expectativa de que las empresas proporcionen múltiples maneras de comprar y pagar. De hecho, el 59% de los peruanos evitan los comercios que no aceptan pagos electrónicos de ningún tipo, especialmente los Millennials (64%) y los integrantes de la Generación X (58%).

“Existen unas demandas muy particulares en Perú que son lideradas en mayor parte por los Millennials y la Generación X. Los consumidores buscan flexibilidad y por eso los comercios necesitan mayor adaptación frente al escenario digital que promete seguir en aumento”, indicó Gianfranco Polatri, gerente general de Mastercard Perú & Bolivia.

“Es importante que cada comercio acepte todo tipo de herramientas de pago para ajustarse a las preferencias de generaciones cada vez más digitales”, añadió el ejecutivo.

REVISA: Vacunas contra el COVID-19 adquiridas por privados deberán de ser distribuidas gratuitamente

Finalmente, la confianza, la percepción de seguridad y de comodidad han sido los mayores motores de consumo durante el último año. Esto se evidencia en el 84% de los peruanos que buscan que las opciones de pago que ofrece el comerciante sean seguras, tendencia liderada por los Millennials (85%) y la Generación X (91%).

Por otro lado, el 70% de los peruanos dicen que ahorrar tiempo es una razón por la que probarían nuevos métodos de pago. Para esto último, la preferencia de ahorro de tiempo sobresale en los Millennials (73%) y la Generación X (76%) respectivamente.

Los cambios de conducta se han visto reforzados por el deseo de los consumidores de contar con múltiples opciones de compra. En Perú, el 84% de los consumidores esperan poder comprar lo que quieran, cuando quieran y como quieran. Por ello, las empresas que acepten múltiples formas de comprar y pagar estarán mejor posicionadas para satisfacer estas expectativas.

Mientras la demanda por los pagos emergentes continúe, se necesitará una gama más amplia de soluciones de pago, de ideas y de productos para satisfacer el acelerado entusiasmo que está definiendo los pagos del futuro, por lo que, para garantizar experiencias de compra fáciles, rápidas y seguras, es necesario aceptar cada vez más todo tipo de pagos digitales que cumplan con estas características.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TE PUEDE INTERESAR

MIRA TAMBIÉN

La pregunta del día: ¿Qué tanto ha aumentado la pobreza en el 2020 ante la pandemia?
La pobreza monetaria afectó al 30,1% de la población del país en el 2020, lo que implica un incremento de 9,9 puntos porcentuales en comparación con el año 2019, según informó el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). Se trata de un retroceso a niveles alcanzados en el 2010, cuando logró alcanzar a un 30,8% de la población. ¿En qué zonas del país aumentó con mayor fuerza?