A partir del 2022, el porcentaje del incremento en la base imponible se evaluará y determinará a propuesta del MTPE. (Foto: GEC)
A partir del 2022, el porcentaje del incremento en la base imponible se evaluará y determinará a propuesta del MTPE. (Foto: GEC)
Redacción EC

Esta mañana, mediante Decreto de Urgencia Nº 028-2019, se oficializó el anuncio del presidente del Consejo de Ministros, , con respecto a la publicación de una norma que homologa los aportes de los trabajadores a . Cabe resaltar que este seguro, según se precisa, brinda cobertura a más de 11 millones de asegurados.

En el documento publicado en El Peruano, se establecen medidas necesarias para el sostenimiento y equilibrio financiero de la entidad, en vista de que existen regímenes laborales que tienen aportes diferenciados inferiores al aporte regular.

“[Esto] ha generado que estos regímenes sean deficitarios para la seguridad social en salud y no se logre cubrir el costo de los servicios requeridos para este segmento de asegurados, vulnerando el principio de solidaridad; lo cual produce, a su vez, que sean subsidiados por el resto de aportes derivados de los demás asegurados”, se lee.

En vista de ello, se modificó el Decreto Legislativo 1057, que regula el régimen especial de contratación administrativa de servicios (CAS). El literal del artículo modificado responde a la afiliación al régimen contributivo que administra Essalud.

“La contribución para la afiliación al régimen contributivo que administra Essalud tiene como base imponible el equivalente al 30% de la UIT vigente en el ejercicio por cada asegurado”, se escribe.

“A partir del año fiscal 2020, la contribución tiene como base imponible el equivalente al 45% de la UIT vigente y para el año fiscal 2021 la base imponible será el equivalente al 55% de la UIT vigente en el ejercicio por cada asegurado”.

Asimismo, a partir del 2022, el porcentaje del incremento en la base imponible se evaluará y determinará a propuesta del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), en coordinación con el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Anteriormente, Fiorella Molinelli, presidenta de Essalud, aclaró que este incremento no afectará el sueldo de los servidores públicos.

De acuerdo a lo dispuesto, lo recaudado se destinará a ejecutar las inversiones para nuevos establecimientos de saludos y equiparlos; concluir los proyectos en ejecución; realizar mejoras, ampliación, rehabilitación y reforzamiento de la infraestructura asistencial existente; garantizar el mantenimiento y operación de la nueva oferta asistencial y la reposición de equipamiento estratégico y asistencial.

La Contraloría General de la República verificará el cumplimiento de lo establecido. “[Esta] desarrolla el control concurrente en todas las obras públicas que se ejecuten como consecuencia del presente Decreto de Urgencia”.

En un plazo de sesenta días, contados a partir de la vigencia del decreto, Essalud aprobará un plan para optimizar el acceso a los servicios de los asegurados. Finalmente, se amplió a dos años la autorización para que la entidad utilice la adjudicación simplificada sin tope presupuestal para la consultoría y ejecución de obras de infraestructura calificada de alto riesgo hospitalario.