El contrato para la construcción de la planta de óxidos de Mina Justa tendrá una vigencia de aproximadamente 21 meses. (Foto: El Comercio)
El contrato para la construcción de la planta de óxidos de Mina Justa tendrá una vigencia de aproximadamente 21 meses. (Foto: El Comercio)
Redacción EC

La constructora peruana se encargará de la construcción de la planta de óxidos del proyecto cuprífero , situado en la región de Ica.

En un comunicado, la empresa peruana informó que su subsidiaria GyM y Marcobre —empresa controlada por Minsur (grupo Breca)— acordaron el inicio de las obras de construcción de la referida planta de óxidos.

Como se conoce, Mina Justa es un proyecto cuprífero a tajo abierto cuyo objeto es la extracción de minerales oxidados y sulfúricos para la producción de cobre.

"La construcción de la planta de óxidos comprende las obras civiles correspondientes, la elaboración de 15 pozas de concreto y el montaje electromecánico", detalló Graña y Montero.

A la fecha, GyM  y Marcobre han suscrito un aviso para proceder con las obras ('notice to proceed'). "El contrato de construcción será suscrito en los próximos días", indicó Graña y Montero.

La constructora peruana informó que el monto del contrato por aproximadamente US$85 millones más IGV, y tendrá una vigencia de aproximadamente 21 meses.

Con este contrato, Graña y Montero dijo que "participará con su experiencia en el segundo proyecto de ejecución minera más grande del país, lo que refleja la confianza de nuestros clientes en la calidad de nuestros servicios y en el valor agregado que le podemos brindar a sus proyectos".