“Vamos a tener una contracción importante [en la economía]. En mayo se han sentido todavía los impactos de la cuarentena, pese a que ya empezaron a reabrirse ciertas actividades. Con todo, estamos esperando una contracción significativa superior al 30% para ese mes”, comentó Hugo Perea, economista jefe para el Perú del BBVA Research. (Fotos: Daniel Apuy / El Comercio)
“Vamos a tener una contracción importante [en la economía]. En mayo se han sentido todavía los impactos de la cuarentena, pese a que ya empezaron a reabrirse ciertas actividades. Con todo, estamos esperando una contracción significativa superior al 30% para ese mes”, comentó Hugo Perea, economista jefe para el Perú del BBVA Research. (Fotos: Daniel Apuy / El Comercio)
Nicolás Castillo Arévalo

Periodista de la sección de Economía y Día1

El impacto negativo de las medidas de confinamiento dispuestas por el Ejecutivo para enfrentar la epidemia del coronavirus persiste en la economía. En marzo, la actividad económica cayó en 16,3%, en abril 40,5% y los indicadores disponibles para el resultado de mayo apuntan a un deterioro no menos significativo.

De acuerdo con el , la producción nacional habría caído alrededor del 32% durante el quinto mes del año. La contracción es inferior a la de abril, pero mantiene a la producción mensual en niveles de hace más de 10 años.

Así, el resultado de mayo evidencia que la reactivación económica todavía está lejana.

“Vamos a tener una contracción importante [en la economía]. En mayo se han sentido todavía los impactos de la cuarentena, pese a que ya empezaron a reabrirse ciertas actividades. Con todo, estamos esperando una contracción significativa superior al 30% para ese mes”, comentó Hugo Perea, economista jefe para el Perú del BBVA Research.

CAUSAS

De acuerdo con la consultora Macroconsult, sobre todo dos factores explicaron el deterioro de la economía en mayo.

Eduardo Jiménez, jefe del Sistema de Información de Macroconsult, dijo que el primer factor estaría asociado con las trabas que presentó la primera fase del plan de reactivación económica elaborado por el Ejecutivo.

El especialista comentó que muchas empresas, principalmente las medianas y las pequeñas, no pudieron reanudar sus operaciones por las “marañas burocráticas” que presentaba la estrategia del Gobierno.

Justamente, en esta semana, la ministra de Economía, María Antonieta Alva, reconoció los problemas burocráticos que estuvieron presentes en la primera fase del plan de reactivación, al tiempo que indicó que estos habían sido corregidos en la fase vigente.

“Como saben, abrimos la economía en fases; aprendimos, evaluamos nuestros errores durante la fase 1 y ahora en esta fase [3] en la que nos encontramos hemos querido eliminar todos los trámites que no estaban generando valor agregado. Por eso vemos cómo progresivamente la economía está volviendo a sus niveles antes de la pandemia”, precisó Alva.

El segundo factor del deterioro estuvo asociado a los problemas en el ámbito logístico del sector minero. Jiménez mencionó que algunas unidades como Cerro Verde y Las Bambas paralizaron sus operaciones debido a la ruptura de su cadena de suministros.

Al mismo tiempo, otras mineras presentaron problemas vinculados al contagio del COVID-19 en sus trabajadores.

El primer estimado para construir el consiste en ponderar el crecimiento sectorial a partir de indicadores adelantados que reporta el INEI.

Este indicador apunta a una contracción del 35,8% en mayo debido a la caída en la producción minera del 45,8%, en la electricidad del 25,43%, en la construcción del 66,4% y en la pesca del 47% .

El Imeco proyectó que la economía peruana habría crecido alrededor del 32% en mayo del 2020
El Imeco proyectó que la economía peruana habría crecido alrededor del 32% en mayo del 2020

DEMANDA INTERNA

El segundo estimado para construir el busca aproximar el comportamiento de la demanda interna a través de seis variables: consumo interno de cemento, producción de electricidad y de pollo, importaciones de bienes de consumo y de capital, y recaudación del IGV.

Este indicador registró una disminución superior al 28% durante mayo por el deterioro de sus variables.

El consumo local de cemento se contrajo en 65%, aunque esta caída fue inferior a la registrada en abril (-98,6%). Asimismo en mayo, la producción de electricidad cayó en 25,4%, un 4,6% menos que en abril .

Por otro lado, aumentaron su deterioro frente al resultado del mes anterior la importación de bienes de capital (-45,3%), la recaudación del IGV (-38,4%) y la venta de pollo (-16,7%).

Para junio, los especialistas esperan una menor contracción de la economía. Según Perea, algunos indicadores de consumo han empezado a mejorar su desempeño en junio

TE PUEDE INTERESAR