Ley de alquiler-venta de viviendas aún requiere mayor precisión
Ley de alquiler-venta de viviendas aún requiere mayor precisión
Julio Escalante Rojas

Con la promulgación de la ley que promueve el acceso a con las opciones de alquiler-venta y , han surgido dudas sobre si el pago de la cuota inicial está realmente descartado.

En la modalidad de alquiler-venta, el inquilino tendrá la opción de comprar la vivienda al final del contrato fijado con su arrendador. Para este caso, el ministro de Vivienda, , había anunciado que un porcentaje del pago de la renta pasaría a formar parte de un ahorro del inquilino para que cuando este decida comprar tenga un capital que lo avale. Sin embargo, la ley no ha incluido este punto y más bien precisa que el monto de la renta convenida no constituye pago a cuenta para la adquisición del inmueble. 

Sigue a Portafolio también en 

Es decir, cuando el inquilino decida comprar la vivienda y elija hacerlo mediante un –porque ya tendrá un historial de cumplimiento que mejore su evaluación– deberá cumplir, como ocurre siempre en este caso, con el pago de una cuota inicial. 

Enrique Zevallos, gerente general del gremio inmobiliario ADI Perú, cree que si finalmente la ley no consideró un porcentaje de la renta a favor del inquilino es para evitar que el arrendador tenga que devolverle dinero a un cliente que termina desalojado o sin cumplir el tiempo de contrato. 

PASOS EN EL LEASING  INMOBILIARIO
También habrá la opción de tomar una vivienda por leasing inmobiliario, pagando por el alquiler a un banco. Aunque en este escenario, se podría solicitar una prima por leasing al inicio del contrato. 

Para el caso del leasing inmobiliario, el decreto legislativo dice que el banco como dueño del inmueble cede su uso a un inquilino quien tendrá la opción de compra por un valor pactado previamente, pero no señala que se deje de pagar la cuota inicial. 

Zevallos dice que la ley deja abierta la posibilidad de que las entidades financieras negocien con los interesados algún pago, pero que esto recién se resolverá en la práctica, cuando la competencia por este negocio entre a tallar. 

Pero, en especial, indica Zevallos, hay un riesgo alto de frenar lo avanzado si no se cumple con agilizar los plazos para el desalojo de un cliente moroso. Sin esa garantía, las inmobiliarias y bancos dudarían en meterse a este negocio.

Para ambos mecanismos, la opción de compra se podrá financiar a través del , al acceder al Bono del Buen Pagador, que va de S/.12.500 a S/.17.000, según el costo del inmueble.