Ricardo Gareca hoy es DT de la bicolor. Antes tuvo éxito en Vélez. (Foto: FPF)
Ricardo Gareca hoy es DT de la bicolor. Antes tuvo éxito en Vélez. (Foto: FPF)
Carlos Hurtado de Mendoza
Claudia Paan

Que el Perú sea un país futbolero es una verdad que no resiste mayor discusión, pero que sea un país ganador con la pelota sobre el césped sí que es algo nuevo o, por lo menos, una cosa que no ocurría hace tiempo: 36 años, para ser exactos.

Y ese cambio -que esperamos sea duradero- ha sido motivado principalmente por un líder del que se habla mucho en estos días: , el ‘coach’ que llevará a la selección peruana al , luego de más de tres décadas de ausencia. Una serie de factores se alinearon para conseguir este logro pero, en lo que compete al mundo de los negocios que nos atañe, el trabajo del entrenador de la ‘blanquirroja’ deja ver más de una lección para la .

“Nadie se da cuenta cuando haces bien un trabajo fácil. Uno tan sólo puede granjearse confianza como líder cuando resuelve los problemas que nadie más ha podido resolver”, reflexionó hace poco la presidenta y CEO global de PepsiCo, Indra Nooyi, y vaya que la experiencia de Gareca con el seleccionado patrio le da la razón. Y le daría la razón también si el escenario se trasladara del Estadio Nacional a las oficinas de una gran corporación peruana.

¿Qué gerente general, aquí, no querría tener el 97% de aprobación que -según Ipsos- se ha ganado hoy el ‘Tigre’, tras el repechaje con Nueva Zelanda? Más aún, si todo comenzó con dudas y críticas alrededor de su contratación.

¿La fórmula? Gareca ya le había adelantado algo a El Comercio durante el CADE 2016, celebrado en Paracas. “Lo que yo busco es el compromiso para conseguir los resultados”, nos dijo entonces el director técnico.

“Su capacidad de liderazgo fue el punto de partida, refiere Fernando Cúneo, director de Amrop Perú y presidente de Sporting Cristal. Un liderazgo que permite esbozar el estilo que el ‘Tigre’ ha desarrollado desde su llegada. ¿Cómo definirlo?

EL MANUAL DE LA CONFIANZA
“Desde la perspectiva de la gerencia, yo veo al profesor Gareca ligado a la alta dirección, con un estilo de liderazgo claramente transformacional”, sostiene Rubén Guevara, docente de la escuela de negocios Centrum Católica. Un tipo de liderazgo, añade, que se basa en el desarrollo de la lealtad y el compromiso, tanto por parte del líder como de sus seguidores (jugadores).

A ello se le debe sumar la confianza que provocó en su equipo, una confianza que solo se conquista con la credibilidad. “Esa fue, precisamente, una característica importante de Gareca. Con ello consiguió el compromiso y un grupo unido, fundamental también en una empresa”, explica Gabriel Levrini, profesor de la Escuela de Posgrado de la Universidad del Pacífico.

Para Guevara, el ‘Tigre’ consiguió ejercer una influencia idealizada, que reposa en una conducta intachable y en valores morales y éticos, y que lleva a que los seguidores (el equipo), lo admiren y respeten. El resultado: que sus jugadores se monten “al mismo carro” -léase, objetivo- del entrenador.

Además, remarca Javier Calvo-Pérez, empresario y fundador de Liderman, Gareca apostó por muchos jugadores que antes no habían sido convocados, como Christian Cueva (decisión que fue cuestionada en un inicio), Edison Flores o Aldo Corzo, y eso alimentó -por parte de ellos- el compromiso hacia él. ¿Cómo? Para el ejecutivo, cuando tú apuestas por alguien al que no le han dado la oportunidad antes, le estás dando un incentivo, “desde ese momento ya lo estás comprometiendo”.

La coherencia, en ese sentido, ha sido otro punto que reforzó la lealtad hacia el ‘Tigre’. Tuvo que tomar decisiones importantes, como cuando dejó fuera de la lista de convocados a los otrora referentes Claudio Pizarro, Juan Vargas e inclusive a Farfán, quien volvió al final de las Clasificatorias. Estas decisiones gerenciales a nivel operativo son claves y necesarias: la conformación de los cuadros que van a ejecutar las acciones es vital para el resultado, refiere Guevara.

EL PILAR: LA MENTALIDAD
Desde el punto de vista académico, en Centrum destacan tres puntos esenciales en el management de Gareca: visión clara de a dónde quieres llegar, una idea definida de su responsabilidad y una mentalidad ganadora.

Por eso, la meta siempre fue alcanzable para el ‘Tigre’. “Ricardo creyó en la clasificación desde el primer momento”, reveló Edwin Oviedo, presidente de la FPF, el viernes pasado.

¿Cómo trasladó ese convencimiento a sus dirigidos? Rubén Guevara destaca que hubo un cambio de mentalidad gracias a la labor de ‘coach’ motivador de Gareca. Una técnica del management que en lenguaje académico se llama “consideración individualizada” para el crecimiento de los seguidores, pero que en el vestuario se tradujo en el consejo, el apoyo, la contención, seguimiento y la motivación. “Los gerentes no deben estar lejos de su gente. Es importante mantener el contacto humano”, agrega Calvo-Pérez. Las giras del comando técnico son un claro ejemplo.

Para el especialista de Centrum, se pueden destacar, además, tres atributos resaltantes de la personalidad del ‘Tigre’: modestia, empatía y responsabilidad. Rasgos potentes de líderes ganadores. No es poco llevar a un equipo al Mundial, luego de tres décadas y en su primera experiencia con una selección.

Ello explica por qué la FPF espera renovarle contrato hasta el Mundial de Qatar 2022, pensando en extender el éxito de su gestión. Una decisión acertada, pero que no debería dejar de lado la formación de cuadros que lo sucedan, como en toda empresa. Antes de hablar sobre ello, sin embargo, disfrutemos un poco más el momento, que bien lo vale.

Lea más noticias de Economía en...