Mibanco afirmó que han sido muy agresivos con los programas Reactiva y FAE, lo que les permitió llegar al 90% de sus clientes. (Foto: GEC)
Mibanco afirmó que han sido muy agresivos con los programas Reactiva y FAE, lo que les permitió llegar al 90% de sus clientes. (Foto: GEC)
Christian Lengua

El gobierno, a través del , designó fondos por S/ 60 mil millones en créditos para el programa Reactiva Perú en sus fases 1 y 2. El objetivo era inyectar capital a las empresas que habían sido golpeadas por la pandemia. Según cifras de Cofide, administrador del programa, hasta el momento se colocaron créditos por S/ 44.582 para 406.996 beneficiarios. De ese total, 94% son .

MIRA: La palta hass llegó a Corea del Sur en plena pandemia: ¿Cómo la comen y cuál es su demanda?

El sector más beneficiado con Reactiva (47,51%) es el comercio, seguido de transporte, almacenamiento y comunicaciones con 11,75%, más abajo aparecen las actividades inmobiliarias (9,07%) y construcción (8,28%). Mientras que la mayor parte de beneficiarios se concentran en Lima (33,16%), seguido de Puno (6,83%), Piura (6,22%), Cajamarca (5,87%) y Cusco (5,56%).

Javier Ichazo, gerente general de Mibanco, comentó que lograron aprovechar mejor la segunda fase del programa. En el primer Reactiva se colocaron 71 mil créditos en total entre todos los bancos, mientras que en Reactiva 2, solo Mibanco ha conseguido 180 mil créditos que ya pasaron por Cofide.

MIRA: Un perfil distinto del ‘shopper’ peruano frente al COVID-19: ¿qué nuevos hábitos de consumo llegaron para quedarse?

El beneficio que encontraron es que en Reactiva 2 se permitió llegar a más empresas al utilizar el mismo mecanismo del FAE para acceder al financiamiento. Es decir, como requisito pedían dos meses de deuda promedio en el sistema financiero, y con eso calculaban el crédito.

“En total, [contando FAE y Reactiva] vamos a pasar la barrera de 225 mil créditos. Nuestra aspiración es llegar a 250 mil. Hemos sido muy agresivos en Reactiva y FAE, y estos nos ha permitido llegar al 90% de nuestros clientes”, señaló Ichazo.

Cabe indicar, que la cartera de Mibanco está conformada por micro y pequeña empresa. El ticket promedio es cercano a los S/ 8 mil, menos que el ticket promedio de las cajas municipales. El 55% de sus créditos es menor a S/ 5 mil.

Trabajar con emprendedores ha inyectado de buen ánimo a Ichazo en la actual coyuntura. “Hicimos una encuesta que llegó a 75 mil clientes de Mibanco. El 80% de los encuestados te dicen que su expectativa es recuperarse de 0 a 6 meses. Eso muestra que el sector está lleno de optimismo”.

Un dato relevante que comentó el ejecutivo es que los microempresarios están acostumbrados, de alguna manera, a los tiempos de crisis. “Ellos han vivido así toda su vida. Se caen y se levantan, y se caen otra vez, y se vuelven a parar. Es su forma de vida. Son resilientes, temperamentales, con optimismo y ganas de reconvertirse y salir adelante”.

PLAN MÁS AGRESIVO

Yang Chang, docente de posgrado en Finanzas de la Universidad de Piura, comentó sobre el programa Reactiva que en su momento el gobierno hizo lo mejor que se podía, “pero no teníamos visibilidad del timing, y ese es el principal inconveniente”.

Se refiere a que muchas empresas que participaron de Reactiva, finalmente el financiamiento les sirvió para dos o tres meses, pero la pandemia ha pegado casi seis meses. “Tal vez se debió pensar en un plan más agresivo con respecto a la suspensión de obligaciones y darle más respiro a las empresas para que generen flujo de caja. Pero, en general, no ha sido un mal producto”, argumentó Chang.

Otro punto pendiente en el programa fue el sector informal, apuntó. “No se han puesto a pensar cómo funciona la informalidad, dónde van a trabajar, y los terminan botando porque quieren vender en las calles”.