InRetail compró el 100% de Quicorp por US$583 millones.
InRetail compró el 100% de Quicorp por US$583 millones.
Redacción EC

(Moody's) cambió en su último informe la perspectiva de a negativa desde estable. Asimismo, mantuvo la calificación de familia corporativa ‘Ba1’ de InRetail y la calificación ‘Ba1’ de sus notas senior no garantizadas con vencimiento en el 2021. 

La acción de calificación de Moody's se da luego del anuncio de que Inkafarma, subsidiaria de 'retail' farmacéutico de InRetail Consumer, comprará , distribuidor y minorista farmacéutico líder en la región andina que opera bajo la marca , entre otros, por un monto total de US$ 583 millones.

“El valor de la transacción implica un múltiplo de 12 veces el EBITDA de Quicorp en el año fiscal que finalizó en diciembre del 2017”, agregó la agencia.

El cambio en la perspectiva refleja el deterioro en la proforma de métricas crediticias de InRetail Consumer para la adquisición de Quicorp. “En consecuencia, esperamos que el apalancamiento medido por la deuda bruta ajustada a EBITDA aumentará a 4,8 veces en el 2018 desde 36x a partir de los últimos doce meses terminados en septiembre del 2017”, explicó Moody’s.

Por otro lado, aunque la consolidación del nuevo negocio conlleva riesgos de ejecución, la afirmación de la calificación ‘Ba1’ considera que la compra de Quicorp permitirá a InRetail expandir la huella geográfica de su negocio farmacéutico e impulsará su estrategia de expansión internacional, comentaron los analistas de Moody’s.

Tras la transacción, InRetail tendrá una participación de mercado estimada de 80% en cadenas modernas en el mercado de farmacias del Perú, lo que anticipamos se traducirá en un aumento en el poder de negociación y oportunidades de apalancamiento de costos en el mediano plazo.

“Las calificaciones ‘Ba1’ continúan siendo respaldadas por la posición líder en el mercado de InRetail y sus marcas altamente reconocidas en los segmentos farmacéutico y de supermercados peruanos. Las calificaciones también se basan en la exposición limitada de la compañía a la volatilidad de la demanda, dada la mayor capacidad de recuperación de las industrias de alimentos y farmacias frente a potenciales choques externos”, dijeron.

Por último, Moody’s no prevé una mejora de la calificación a mediano plazo dada la perspectiva negativa de InRetail. Sin embargo, las calificaciones de InRetail podrían verse negativamente afectadas si la compañía no logra reducir el apalancamiento a alrededor de cuatro veces durante los próximos 24 meses.

“Una rebaja también se produciría por un deterioro en las métricas crediticias debido a dificultades o desafíos operativos adicionales en el proceso de integración con Quicorp y/o adquisiciones más importantes”, concluyó.

Lea más noticias de Economía en…