La ministra de la Mujer, Silvia Loli, hizo énfasis en el mayor tiempo que las mujeres dedican las tareas del hogar en contraste con los hombres.
La ministra de la Mujer, Silvia Loli, hizo énfasis en el mayor tiempo que las mujeres dedican las tareas del hogar en contraste con los hombres.
Lorely Requejo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Como parte de las acciones para reducir las disparidades laborales de género en el Perú –las cuales se han intensificado a raíz de la pandemia–, desde el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sugirieron la promoción de entrada de en ocupaciones mejor remuneradas, adaptar leyes y regulaciones empresariales para mejorar el funcionamiento del y expandir significativamente el acceso a servicios de cuidado –como Cuna Más–.

Dichas recomendaciones forman parte del estudio “La participación laboral de las mujeres en el Perú: 10 mensajes clave y seis recomendaciones de política” elaborado y presentado por la entidad. En un contexto próximo a celebrar comicios electorales, el BID identificó que el empleo femenino ha sido más afectado por la crisis a diferencia del empleo masculino. Así también desde la entidad señalaron que, aunque la tasa de participación femenina es alta, la mayoría de mujeres está en trabajos precarios y de baja calidad.

MIRA: Integrar los sistemas de información para la lucha contra la violencia de género, por Ana Luna y Pilar Hidalgo

“El reto no es aumentar la participación de las mujeres, sino rediseñar el programa Trabaja Perú para mejorar la empleabilidad futura de las mujeres”, subrayó Andrew Morrison, autor del documento y asesor principal del BID.

El especialista especificó que se podría incluir cursos de capacitación laboral y una conexión directa con la bolsa de trabajo del ministerio de Trabajo. De la mano con ello, se refirió a la expansión del acceso a servicios de cuidado existentes, además de desarrollar una política nacional de cuidados.

“Se recomienda ampliar la cobertura y el horario y el servicio de cuidado diurno del programa Cuna Más, así como brindar orientación laboral a las usuarias del servicio”, sugirió.

Al respecto, la ministra de la Mujer, Silvia Loli, hizo énfasis en el mayor tiempo que las mujeres dedican las tareas del hogar en contraste con los hombres.

“Estamos terminando la elaboración de un proyecto de ley que crea el Sistema Nacional de Cuidado. No puede ser posible que solo las mujeres carguen toda la responsabilidad del cuidado”, expresó durante su participación.

A su turno, Hugo Ñopo, investigador principal de Grade, dio a conocer la situación que enfrentan hombres y mujeres desde el hogar.

“80% del trabajo doméstico no remunerado en los hogares es realizado por manos femeninas. Solo el 20% es hecho por manos masculinas. Esto se traduce en dos días y medio de jornadas laborales por semana que las mujeres tienen de menor disponibilidad frente a los hombres”, informó.

Ante ello, el especialista manifestó la necesidad de apostar y trabajar por un cambio cultural que se inicie desde casa. “¿Cómo hacemos que haya un reparto equitativo de tareas entre hombres y mujeres que vivan juntos? Ese cambio, claramente, es cultural”, refirió.

Sobre este punto coincidió Carolina Trivelli, extitular del Ministerio de Desarrollo de Inclusión Social (Midis), quien además señaló que se debe trabajar en el sector rural.

“La ruralidad juega un papel que es distinto y que interactúa con la etnicidad y la pobreza”, remarcó.

Destacó también que se debe normalizar el éxito profesional y empresarial de las mujeres. “Hoy día todavía seguimos hablando de aquellas mujeres que logran ser exitosas como algo excepcional, porque son pocas”, anotó. “Tenemos que lograr que la familia y la comunidad reconozca que las mujeres normales pueden ser exitosas”, finalizó.

TE PUEDE INTERESAR