Pacto Mundial: Inversión privada ha reducido 80% de la pobreza
Pacto Mundial: Inversión privada ha reducido 80% de la pobreza
María José Gallo Gold

Este 8 de setiembre se llevará a cabo una edición más del Foro del Pacto Mundial para América Latina y el Caribe. El Pacto Mundial es una iniciativa internacional que promueve la responsabilidad social empresarial. El Comercio conversó con su presidente en el Perú, Diego de La Torre.

—¿Cuál es el objetivo de este foro?
Resaltar la contribución del sector privado a los logros nacionales y sociales. El 80% de la reducción de la pobreza ha sido gracias a la inversión privada. También es muy importante el aporte del sector como ‘driver’ de formalización. La empresa peruana formal ha demostrado que no somos ‘empresaurios’. Te sorprendería la buena ciudadanía corporativa de las empresas formales peruanas. Se han elevado los estándares laborales y ambientales. 

—¿Qué tan internalizadas están estas prácticas en las empresas? 
El gran reto es formalizar el país. Si alguna mala imagen tiene el sector privado, es por la informalidad. El Perú dentro del Pacto Mundial es líder en la región. Insisto: en el sector formal. Para ser de Primer Mundo necesitas empresarios de Primer Mundo. Para eso tienes que tener un modelo social y ambientalmente responsable.

—Se dice que las condiciones económicas tuvieron a las empresas en modo ‘supervivencia’ durante mucho tiempo y esto pudo haber demorado la implementación de estas buenas prácticas.
Totalmente de acuerdo. Como decía Thatcher: nadie se hubiera acordado del buen samaritano si solo hubiese tenido buenas intenciones, también tenía recursos. Tienes que ser rentable. Si no generas excedentes, no puedes ser un buen empleador ni proyectarte más allá del pago de impuestos. 

— ¿Qué tan difícil es adherir a las empresas y gremios al Pacto Mundial?
Es simple. Envías una carta al secretario general y te comprometes a cumplir los diez principios en materia de DD.HH., lucha contra la corrupción, etc., y se debe presentar reportes anuales. Nos hemos enfocado en adherir empresas que van a cumplir. Un énfasis más en la calidad que en la cantidad.

—¿Cómo se diferencia esta red del GRI (Global Reporting Initiative)? 
Es un gran debate. Hay múltiples mecanismos de reporte. Tienes el GRI, el SA8000, el ISO 26000, todos de responsabilidad social. Queremos ser eficientes. No queremos duplicidades o triplicar la labor de reporte. Se ha propuesto que el reporte GRI y el del Pacto Mundial estén en un mismo informe.

—Una reforma laboral tiene pocos puntos de consenso. ¿Qué recomendarías?
Últimamente se ha tenido exceso de regulación. Hay estándares de Primer Mundo, que me parecen estupendos, pero que para una pequeña empresa o una start-up son más difícil de cumplir. Hay que modernizar. 
Hay que buscar que contratar y desvincular a un trabajador sea más sencillo, obviamente protegiéndolo. Nuestra legislación es de avanzada, pero no se aplica. Entrar a la OCDE va a ayudar mucho para que el Estado tenga el coraje de tomar las medidas para hacer más fácil al ciudadano y al empresario cumplir la legislación laboral y tributaria. 

TAGS RELACIONADOS