"Que el desinterés político no gane este domingo". (Ilustración: Giovanni Tazza)
"Que el desinterés político no gane este domingo". (Ilustración: Giovanni Tazza)
Alek Brcic Bello

Economista

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Un tema que se ha escuchado bastante en esta campaña electoral es el gran número de indecisos. Esto no sorprende. Hace unos años, el afirmaba que el 40% de personas decidía su voto una semana antes de las y que incluso el 22% lo hacía en la cola antes de votar.

Si a eso sumamos que la Encuesta Nacional sobre el Estado de Ciudadanía del 2017 señala que el 94% de electores no participó activamente en las anteriores elecciones generales, se podría decir que en este país la política le interesa solo a unos pocos. Pese a ello, casi todos los ciudadanos están obligados a ir a votar este domingo.

MIRA: Conoce aquí los perfiles de los candidatos a las elecciones generales 2021

Así, tanto el más ferviente seguidor partidario como el más apolítico de los peruanos tendrá que elegir a sus representantes esta semana. Por eso, es importante entender y tener claro qué es lo que se vota en estas elecciones. Más todavía para aquellos que aún no se han sentado a pensar al respecto.

En primer lugar, aunque la política personalista y la pasión de algunos seguidores de candidatos quieran señalar lo contrario, en el Perú no deberíamos pensar que votamos por una persona. El candidato presidencial es solo la cara principal de un proyecto mucho más grande.

Tampoco sería correcto irnos al extremo de afirmar que se vota por una agrupación política. En una democracia sin partidos (Tanaka dixit) repleta de vientres de alquiler que se reciclan en cada elección, los partidos son solo un vehículo para postular (basta ver las agrupaciones con las que postulan algunos candidatos para entenderlo).

LEE TAMBIÉN: Conoce cuáles son los candidatos que tienen sentencias

Con esto, digamos al menos que lo que uno elige es una plancha presidencial. Como quedó demostrado en el último quinquenio, al momento de votar es importante conocer a los candidatos a la vicepresidencia porque cualquier terremoto político los podría dejar con la banda puesta.

En segundo lugar, es también importante revisar lo que quieren hacer estos candidatos. Esto no se limita a los planes de gobierno. Nuestra crisis política es tan grave que las propuestas presentadas al JNE son ignoradas incluso desde antes de ganar la elección.

Dicho esto, sin embargo, es posible distinguir hacia dónde se mueven las ideas de los candidatos en los distintos campos. Es cuestión de identificar las cosas en las que uno verdaderamente cree para buscar qué propuestas se acercan a estas ideas. Hoy en día, incluso existen varios cuestionarios en la web que facilitan esta tarea.

LEE TAMBIÉN: Propuestas de al menos cinco partidos políticos pondrían en riesgo autonomía del BCR: ¿Cuáles son los planteamientos?

En tercer lugar, es cierto que sin el apoyo del Legislativo es poco lo que el Ejecutivo puede lograr. Por eso, además de la plancha presidencial, es fundamental encontrar representantes idóneos para el Parlamento. Estos no tienen que ser siquiera del mismo partido que por los que uno vota para el Ejecutivo, pero tomarse unos minutos para encontrar candidatos aptos para el puesto puede ahorrar bastantes dolores de cabeza en el futuro. Ya los últimos meses nos han enseñado que un mal Congreso puede hacer tanto daño como una pandemia global.

En cuarto lugar, el domingo también elegiremos representantes al Parlamento Andino. Acá tengo problemas para apoyar esta elección. No creo que este organismo propositivo regional cumpla alguna función práctica como para justificar su existencia. Menos aún con el costo que significa cada parlamentario para el país. Pero siendo las cosas como son, igual debemos tomarnos el tiempo para seleccionar a las personas que tendrán el trabajo de representarnos en esa institución internacional.

LEE TAMBIÉN: La Sunat, el IGV y el Impuesto a la Renta: ¿Qué quieren hacer los candidatos con la recaudación tributaria?

Con todo lo anterior, estimado lector que aún no ha decidido por quién votar, si usted tiene las herramientas para leer esta columna, puede también visitar la infinidad de opciones que existen para hacer de su voto uno informado. Solo en este Diario, por ejemplo, se han publicado decenas de informes y entrevistas para comparar a los distintos candidatos.

Que el desinterés político no gane este domingo. A fin de cuentas, ir a votar sin saber qué proponen los que postulan es como presentarse a un examen sin estudiar. Los riesgos de salir mal parado por responder cualquier cosa son bastante altos. Al menos todavía queda una semana para corregir eso.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

TAGS RELACIONADOS