(Fuente: EFE)
(Fuente: EFE)
Katherine Maza

En el 2013, una consultora, bajo encargo de la empresa estatal , determinó que el Proyecto de Modernización de la (PMRT) costaría US$1.335 millones. Han transcurrido seis años y la inversión ha sufrido diversos cambios hasta superar los US$6.000 millones.

No obstante, el presidente del directorio de Petro-Perú, Carlos Paredes, dio a conocer el nuevo monto de inversión estimado en US$4.692 millones, por encima de los US$4.304 millones estimados en febrero. Esta nueva cifra no considera los costos de financiamiento ni los costos hundidos [aquellos que no pueden ser recuperados].

► 
► 
​► 

Asimismo, dijo que el proyecto cuenta con un avance en las unidades de proceso —a cargo de Técnicas Reunidas—de 90,6% en la ingeniería y de 86% en la construcción. En tanto, las unidades auxiliares —a cargo de Cobra— presentan un avance del 18,69%.

En ese sentido, y pese a las críticas que recibe el proyecto, reiteró que lo ‘más racional’ es seguir adelante con el mismo, ya que este resulta beneficioso desde el punto de vista financiero.

“La rentabilidad de todo el proyecto, sin considerar el costo hundido ni lo invertido hasta el momento, es baja pero positiva”, agregó.

Al respecto, Anthony Laub, especialista en Hidrocarburos, declaró a El Comercio que el nuevo monto no es correcto porque no incluye todos los costos como los de financiamiento y los costos hundidos.

“Los costos deben ser absolutamente transparentes porque al final los pagamos nosotros. Son más de US$6.000 millones, cuántas escuelas, cuántos puestos de salud, carreteras y puentes representa”, añadió.

Adicionalmente, sostuvo que el problema del proyecto no es el activo sino que los márgenes netos de refinación son relativamente cortos y difícilmente podrán generar rentabilidades altas. Al cierre del cuatro trimestre del 2018, el margen fue de US$2,79/barril.

Sin embargo, según los nuevos cálculos de Petro-Perú, el margen de refino —diferencia entre los ingresos totales de las ventas de productos refinados y los costos totales del crudo y otros insumos— ha pasado de US$12,5/barril a US$10/barril, siendo este un estimado para cuando la refinería empiece a producir.

FINANCIAMIENTO

De acuerdo a Paredes, la estatal se encuentra buscando la mejor manera de financiar el PMRT. Para ello, está evaluando la venta de las unidades auxiliares del proyecto que podrían generar ingresos de entre US$800 millones y US$1.000 millones, cifra que serviría para cerrar la brecha de financiamiento de la refinería. La evaluación de dicha venta, además, demoraría unos cuatro meses.

“También está la posibilidad de conseguir aportes de capital tanto del sector público como del sector privado. Estamos abocados a ello porque es necesario capitalizar a Petro-Perú”, agregó Paredes.