Petro-Perú quiere participar de la renta petrolera generada por los lotes de hidrocarburos I, II, V, VI/VII, X y XV, cuyos contratos expiran entre el 2023 y el 2028.
Petro-Perú quiere participar de la renta petrolera generada por los lotes de hidrocarburos I, II, V, VI/VII, X y XV, cuyos contratos expiran entre el 2023 y el 2028.
Juan  Saldarriaga

La estatal dio a conocer, finalmente, su propuesta para participar en la explotación de los lotes petroleros del noroeste peruano, los cuales abastecen de crudo a la y cuyos contratos están próximos a vencer.

Durante su presentación en la Comisión de Energía y Minas del Congreso, el presidente de la petrolera del Estado, Humberto Campodónico, indicó que dicha participación no debería ser menor al 50%.

MIRA: Nueva Refinería de Talara tiene un avance superior al 98%, según Minem

Petro-Perú ha manifestado en muchas oportunidades con varias administraciones su interés en participar en los lotes que ya van a expirar el próximo año en Talara (…) Algunos pueden decir que con el 100%. Nosotros estamos diciendo que tenemos que tener una participación mínima asociada del 50% con un socio estratégico”, precisó.

Señaló que el interés de la estatal está puesto en todos los lotes con contratos cercanos a su vencimiento y que Perú-Petro ha agrupado en dos grandes áreas para una eventual licitación internacional.

Esto es, el lote 204, conformado por los lotes I y VI/VII, que en conjunto producen 3 mil barriles de petróleo por día (bpd). Y el lote 205, conformado por los lotes II, V, X y XV, con una producción total conjunta de 12.800 bpd.

De acuerdo a Campodónico, el ingreso de Petro-Perú a estas áreas le permitiría generar un Ebitda de US$295 millones anuales en el período 2024-2028.

Petro-Perú opera de forma temporal desde diciembre de 2021 el lote I, el cual produce 500 barriles de petróleo al día. Debe devolverlo en octubre de 2023. (Foto: Presidencia)
Petro-Perú opera de forma temporal desde diciembre de 2021 el lote I, el cual produce 500 barriles de petróleo al día. Debe devolverlo en octubre de 2023. (Foto: Presidencia)

Con un 49% de participación, Petro-Perú podría capturar hasta US$144 millones de ese Ebitda, lo que sería fundamental para garantizar el pago a los bonistas y a los inversionistas de la refinería con garantía de Cesce (en donde hay comprometidos cerca de US$342 millones anuales en intereses más capital)”, apuntó.

POLÍTICA DE ESTADO

Explicó que para lograr este objetivo hace falta alinear una “política de Estado” que permita a Petro-Perú participar de la renta petrolera de los campos piuranos.

Es decir, sumar al Minem y a Peru-Petro – que busca licitar los lotes talareños sin tener en cuenta a la petrolera estatal – en este esfuerzo.

La refinería se construyó en Talara porque allí están los lotes. Hay una relación directa entre uno y otro. No existe uno sin el otro”, añadió.

Petro-Perú abandonó la explotación de hidrocarburos en 1996. Desde fines del 2021 opera un pequeño lote, el I, de forma provisional, como una forma de volver a ganar experiencia en el upstream petrolero.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más