Especialistas coinciden que una rápida reactivación económica es clave para menguar la crisis fiscal. (Foto: César Bueno / GEC)
Especialistas coinciden que una rápida reactivación económica es clave para menguar la crisis fiscal. (Foto: César Bueno / GEC)
Christian Lengua

La pandemia ha desestabilizado al Perú no solo en términos de salud, sino también a nivel económico. El y la crisis en algunos sectores generaron una fuerte caída de la recaudación fiscal. El gobierno dio algunas facilidades para aplazar y fraccionar las deudas tributarias. Pero, ¿qué pasará con el hueco fiscal que queda?

José Carlos Saavedra, vicepresidente de IPAE y socio de Apoyo Consultoría, comentó que esta caída tiene dos fuentes, la recesión que disminuye las transacciones, utilidades y ventas, lo que baja la recaudación; pero también la prórroga del pago de impuestos. “Eso de alguna manera se irá compensando cuando venza el período de prórroga, pero de todos modos los ingresos van a caer fuerte”.

MIRA: Se capturó el 97,97% de la cuota asignada para la primera temporada de pesca de anchoveta

Estimó que la caída de este año del déficit fiscal puede llegar a 9% o 10% del PBI, y sería el más alto desde el año 90. “En 30 años no hemos tenido un déficit fiscal tan elevado”.

¿Qué hacer? Para Saavedra, un factor importante y menos distorsionante es acelerar el crecimiento económico, e implementar hoy día medidas que impidan la quiebra de empresas que paguen impuestos, particularmente las empresas grandes del país que significan el 70% y 80% de toda la recaudación.

“Lo que se debe impedir es que se destruya masivamente el empleo formal, que es el que paga impuestos. Entonces una buena medida es implementar medidas agresivas de reactivación económica que permitan incrementar la demanda, que a la vez impida quiebres y que el empleo formal se destruya”, anotó Saavedra.

Diego Macera, gerente del Instituto Peruano de Economía, coincidió en ese punto. No es momento de hablar de subir la recaudación, dijo. En situaciones de emergencia como esta, los recursos tienen que quedar en las manos de las familias y las empresas para pasar el temporal. “No tiene sentido estar dando bonos y subsidios por un lado, y por otro lado cobrar extra”.

“A mediano plazo sí es importante ir cerrando el déficit. Eso pasa tanto por cortar los gastos adicionales motivados por la crisis, como los bonos, como por subir los ingresos fiscales. Estos segundos van a subir en la medida en que la economía se reactive. No hay mejor política fiscal que el crecimiento económico. Esa es la medida más eficaz por lejos”, explicó Macera.

En segundo nivel, Saavedra resaltó las medidas que reduzcan la enorme evasión tributaria que existe en el país, sobre todo del Impuesto a la Renta e IGV. “Si todo el mundo pagara lo que debe pagar, la recaudación podría subir hasta 7 puntos del PBI”.

Si bien este es un escenario ideal, si se logra reducir la evasión de impuestos a la mitad o a la tercera parte allí hay dos puntos más del PBI “que cerrarían buena parte de la brecha fiscal que se está generando este año y sin incrementar tasas impositivas”.

Para ello se deberían endurecer los mecanismos que este gobierno y los anteriores han venido implementando como la norma antielusiva, o el convenio de intercambio de información con otros países, de personas que tienen grandes fortunas en el extranjero.

Sobre este punto, el Banco Interamericano de Desarrollo, a través de su informe ‘ALC Post COVID-19: Retos y oportunidades para países de la Región Andina’, indicó que incluso si tuviésemos ingresos tributarios de alrededor del 15% del PBI, estos serían “insuficientes para corregir la subprovisión de bienes y servicios públicos que la actual crisis ha puesto de manifiesto en el Perú, e impulsar la inversión en infraestructura como nuevo vector de crecimiento económico”.

En esa línea, el BID propone que en un horizonte de mediano plazo, se aumenten los ingresos tributarios, “y es posible que [el Perú] tenga que revisar sus reglas fiscales”.

Bajo la óptica de Saavedra, también habría que revisar tasas que han quedado desfasadas, como el impuesto predial. El Perú recauda mucho menos por este concepto que otros países con el mismo nivel de ingreso per cápita. “Hay mucho por hacer, [en un futuro] se podría generar recaudación para los gobiernos subnacionales, que tanto lo necesitan”.

AMPLIAR LA BASE

De forma complementaria a lo expuesto, Macera indicó que a mediano plazo -no hoy-, se debe extender la base tributaria con mejoras en los regímenes tributarios y laborales de las mype. “Aquí, el uso de herramientas tecnológicas, como el comprobante electrónico, aunadas con incentivos fiscales progresivos, puede ser efectivo”, manifestó.

Desde el lado de las empresas, acotó, se puede incrementar poco a poco el Impuesto a la Renta de las agroexportaciones, por ejemplo. Y desde el lado de las personas, “se puede considerar el reducir el tramo inafecto de Impuesto a la Renta de cuarta y quinta categoría de 7 UIT a 5 UIT, como propuso en su momento el ex ministro de Economía, David Tuesta”.

NOTAS RELACIONADAS

VIDEO SUGERIDO

Reino Unido en recesión récord con caída del PIB de 20,4% en segundo trimestre
La economía del Reino Unido, golpeada por la crisis del coronavirus, sufrió en el segundo trimestre una caída récord de 20,4%

TAGS RELACIONADOS