(Foto: El Comercio)
(Foto: El Comercio)
Redacción EC

Gracias a un contexto internacional favorable, la mejora en el y la reactivación de las inversiones públicas en el , el PBI tendrá un alza de más de 3,5% para el último trimestre del año.

Esta proyección está por debajo del rango de 3,7% y 4% estimado por Julio Velarde, presidente del , pero es un punto superior de lo que se calcula haber logrado en el tercer trimestre (2,7%).

Desde el sector privado, el área de Estudios Económicos del BCP estima que en el último trimestre se empezará a sentir la recuperación prevista para el 2018, pues nuestro país podría alcanzar hasta 3,5% de crecimiento. Esto, debido al alza en el precio de los minerales y el dinamismo del sector construcción, que pasó de un mal primer semestre a crecer 4,8% en agosto y casi 9% en setiembre. Además, según el BCP, se debe considerar que a mediados de noviembre se sumará la segunda temporada de .

En esa misma línea, en su último reporte semanal, el Scotiabank resalta que la industria vinculada a construcción y a la minería empieza a recuperarse, lo que se refleja en una mejora relativa de la manufactura no primaria en julio y agosto. El octavo mes del año registró una evolución positiva de este subsector (0,8%) por primera vez desde marzo. Este resultado estuvo liderado por la producción de bienes de capital (38%) y de bienes intermedios (5,5%), lo que habría estado asociado a la expansión de la y a la incipiente recuperación de la .

Lea más noticias de Economía en...