El trabajo remoto será hasta el 31 de julio de este año.  (Foto: GEC)
El trabajo remoto será hasta el 31 de julio de este año. (Foto: GEC)
Javier Artica

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Para evitar el contagio del COVID-19 en esta segunda ola, el Ejecutivo pidió promover el hasta el 31 de julio de este año tanto en el sector público como en el privado.

MIRA: Casas de playa: ubicación y nuevos precios de alquiler para una temporada de verano atípica

Ante esta “nueva normalidad”, expertos laboralistas indicaron que se debe ajustar la norma del trabajo remoto para que los gastos laborales en casa sean compartidos con el empleador.

“Uno de los temas que ha sido muy cuestionado, motivo por el cual los trabajadores no están conformes, son: el uso de las herramientas por el desempeño de la labor y el pago de gastos de luz, Internet, etc.”, comentó Christa Caro, líder del área laboral del estudio Amprimo, Flury, Barboza & Rodríguez Abogados.

Agregó que es muy probable que esta modalidad de trabajo se extienda hasta fin de año, así que los empleadores deberían otorgar los implementos y condiciones para la prestación del servicio.

MIRA: Prestaciones médicas en Essalud para trabajadores en suspensión perfecta continuará hasta el 30 de abril del 2021

“Lo que se debe realizar es que las partes lleguen a un acuerdo en relación al pago que el empleador deba realizar de manera adicional al trabajador en los gastos que está incurriendo, si es que no ha sido el empleador quién le asignó las herramientas necesarias para el trabajo”, refirió.

Caro señaló que conoce de algunas empresas que han asignado laptops, base para su refrigeración y un módem de Internet, así que con eso no habría un gasto adicional.

En el caso que no se le otorgue esos implementos, el empleador debería dar una compensación económica no remunerativa y que sea exonerada de la quinta categoría del trabajador porque no genera un incremento patrimonial.

Por su parte, César Puntriano, socio del Estudio Muñiz, precisó que no tiene ningún sentido que los trabajadores, en su gran mayoría, estén asumiendo todos los gastos.

“¿De dónde se financia ese gasto? Del sueldo, así que la gente que trabaja en casa está ganando menos, por ello se debe hacer mejoras para su labor, como la parte de la señal de Internet debido a que tienen que ampliar la banda ancha o si necesita una mejor silla o mesa”, manifestó.

Por eso, el abogado expresó que el empleador debe darle a su trabajador un bono mensual razonable para cubrir el diferenciado de los gastos o proporcionarles los materiales para que los gastos sean compartidos.

MIRA: Trabajo remoto: 6 consejos para hacer de tu casa un lugar inspirador

LEY DEL TELETRABAJO

César Puntriano mencionó que existe la Ley del Teletrabajo desde el 2013, pero que no se hace efectivo en el país. En ella menciona que el empleador tenía que asumir los implementos y si los asumía el trabajador, entonces, recibía una compensación en relación al mercado.

En este sentido, el laboralista pidió que se dé una revisión a esa norma y pueda ser regulada a nivel Congreso para que se aplique cuando termine el decreto de urgencia vinculada al trabajo remoto.

En tanto, Christa Caro indicó que el próximo año ya se debería aplicar la Ley del Teletrabajo, pero con algunas modificaciones para que sea más viable.

“Se dieron cuenta que era demasiada estricta, entonces hay iniciativas para que se flexibilice y se utilice cuando termine la vigencia de la norma de trabajo remoto. Por ejemplo, deben precisar sobre el aspecto de seguridad y salud del trabajo, que en esa ley recae sobre el empleador”, puntualizó.