María Rosa Villalobos

En abril de este año, el titular del Banco Central de Reserva, Julio Velarde, advirtió en una entrevista para El Comercio que la economía peruana no iba camino a una recesión. Dijo, más bien, que esta presentaba un serio problema de crecimiento. Meses después de esta declaración, distintos agentes económicos confirman que el pronóstico no ha variado. Aunque existe consenso sobre lo nebuloso que se vislumbra el 2023 a estas alturas del año, para lo que queda del 2022 se espera desaceleración económica.

¿Qué necesidad había de mencionar un escenario de recesión en una columna de opinión? Lo que quiso decir, según aclaró el ministro Kurt Burneo, es que si no se hace nada, la economía continuará desacelerándose, y podría llegar a generarse así una recesión. Aunque esta aclaración puede ser útil para entender que el ministro fue malinterpretado o que dijo algo que no quiso decir, lo concreto es que durante la semana pasada se ha hablado de un escenario que ni por asomo se encontraba hace 15 días sobre la mesa.

MIRA | Kurt Burneo: “el MEF no está considerando todavía que haya un Reactiva III″

La economía no se encuentra en una situación boyante, porque aún lucha para terminar de reactivarse. Y, si bien esta situación sí justifica que se piensen y desarrollen distintas mejoras o ‘empujones’ a todo nivel para continuar hacia adelante y ayudar especialmente a los vulnerables, miremos con cuidado cómo se comunican cada una de las iniciativas y no solo de qué tratan.

Si un (posible) escenario de recesión es puesto bajo el reflector por el mismo titular del MEF que no se quedará con los brazos cruzados, es importante que no introduzca por falta de agudeza o asertividad comunicacional una percepción de pesimismo innecesario, pues daña a las ya alicaídas expectativas y confianza.

Con dos semanas en el cargo, el ministro Burneo ha generado curiosidad respecto al plan de reactivación económica que prepara. Aunque sabemos poco del mismo, como que no contempla el Reactiva III, esperemos que este sopese de manera correcta las posibilidades de que el Perú caiga en una recesión. Pues, a situaciones críticas, soluciones más críticas.

Los reportes de crecimiento de los siguientes meses serán importantes para medir la salud de nuestra producción nacional, pero también para visibilizar que aunque crecemos poco, seguimos avanzando. Las iniciativas que se presenten para el futuro serán positivas y bienvenidas si están construidas en base a proyecciones y posibilidades que terminen beneficiando realmente a quienes más lo necesitan.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más