La directora de Gestión Humana de Química Suiza señala que trabajan con poblaciones discapacitadas.
La directora de Gestión Humana de Química Suiza señala que trabajan con poblaciones discapacitadas.
Redacción EC

La Franja de la Igualdad, un proyecto de Química Suiza, busca implementar un programa articulado sobre inclusión de grupos vulnerables en la organización. En el marco de la convocatoria al Premio Creatividad Empresarial –abierta hasta el 9 de setiembre–, recordamos que esta iniciativa recibió el reconocimiento en la categoría Factor Humano en el 2021. Karina Raicovi, directora de Gestión Humana de la empresa, presenta su visión para los próximos años.

—¿Cómo recibieron el reconocimiento?

Es un honor y fue un reflejo de que, a veces, no nos damos cuenta de las cosas de impacto que estamos haciendo desde la empresa hacia la sociedad. Trabajamos con determinación y pasión. Este reconocimiento fue como un mensaje de que estamos en el camino correcto. Tomamos las cosas también con bastante humildad. Estamos en una primera etapa de sensibilización con los programas y proyectos que tenemos.

MIRA | Conoce el proyecto de segregación de residuos sólidos en condominios que fue finalista en Creatividad Empresarial

—¿Cómo ha evolucionado el proyecto?

La franja va teniendo una mayor trascendencia a más comunidades que son vulnerables. En un principio trabajábamos mucho la comunidad LGTBIQ+ y el sector de mujeres en condición vulnerable. Hoy estamos trabajando mucho con poblaciones discapacitadas, haciendo [la labor] para la inserción en el trabajo y la aceptación [en el mismo]. Lo que queremos es que todas las comunidades que son vulnerables encuentren en Química Suiza un trampolín para su desarrollo.

—¿Qué retos observaron en el camino?

Lo primero que se tiene que trabajar es convencer a la alta gerencia y a la dirección de que esto es trascendente no solo para el negocio, sino para nuestro país. El director debe querer el desarrollo de los que menos oportunidades tienen e indignarse con las condiciones que, probablemente, a veces no son equitativas.[...] Después, cuando ya pedimos un compromiso mayor –más que la publicación del aviso que tenemos– vemos que aún hay sesgos [en inclusión]. El sesgo inconsciente es todavía un reto a trabajar.

—¿Cuáles son los espacios inclusivos y seguros que integraron al proyecto?

En todas las áreas. Hemos cubierto al 100% la formación en prevención de violencia, acoso, respeto y fomento de la diversidad.

—¿Qué consejos podrían brindar como ganadores del 2021?

El primer consejo es que piensen que sus proyectos son grandes. Segundo, que trabajen por pasión y con propósito de trascender en la sociedad. Y tercero, todos [los proyectos] que se hagan con amor y al servicio de las demás personas siempre van a brillar.