A la fecha compiten 336 marcas de motos y trimotos en el mercado peruano, siendo el segmento de motocicletas el más atomizado, con un mayor número de jugadores.
A la fecha compiten 336 marcas de motos y trimotos en el mercado peruano, siendo el segmento de motocicletas el más atomizado, con un mayor número de jugadores.
Leslie Salas Oblitas

A diferencia de los vehículos livianos, las motos y trimotos sí lograron salir ilesas del golpe de la última cuarentena ante la segunda ola del COVID-19. Incluso, este segmento logró escalar 26,3% en febrero (28.401 unidades), respecto al mismo mes de 2020.

Y aunque comparado con enero se notó cierta desaceleración en febrero, igual en el acumulado de este año los vehículos menores han tenido un avance importante de 29%, con un total de 61.451 unidades inmatriculadas, según la Asociación Automotriz del Perú (AAP).

“Este resultado es aún más relevante considerando que en los dos primeros meses del año pasado todavía no se desataba la pandemia”, comenta Alberto Morisaki, gerente de Estudios Económicos del gremio automotor.

Detalla, además, que las trimotos desde enero (mes en el que alcanzaron un incremento de 16%) han revertido la tendencia negativa que tuvieron en el 2020.

Explica que el buen comportamiento que continúa teniendo la demanda de motocicletas lineales, sobre todo, responde no solo a los temas de financiamiento y la reactivación económica, también a factores como la necesidad de dejar de depender del transporte público y de tener una herramienta de trabajo en una coyuntura donde las ventas por internet (e-commerce) y el reparto a domicilio (delivery) van en aumento.

También acota que la diversidad de la oferta (nuevos modelos) y el nivel de precio de estas unidades, muy inferior al de un auto, hace que sea más asequible al peruano de a pie, y que su dinámica de venta sea mayor.

EXPECTATIVAS

Morisaki confía que marzo terminará siendo mejor que febrero, en vista de que ya se reactivaron desde inicio de mes las ventas en los showroom físicos de las marcas y que la Sunarp ya está operativa en Lima, después de las restricciones que se dieron por el confinamiento en la capital y algunas regiones del país.

“Es muy posible que haya cierto embalsamiento de las ventas de febrero en marzo, sobre todo porque siempre hay un desfase mes a mes en las inmatriculaciones, lo cual hará que los registros ganen mayor tracción”, asegura.

Recuerda que el escenario base para este mercado es concluir el 2021 con un incremento en ventas de 20%, aproximadamente, en el escenario optimista la meta es superar ligeramente el 25%. Claro que esto dependerá, asegura, de cómo se desenvuelva la economía en los siguientes meses.

“Debemos tomar en cuenta que hay factores que generan incertidumbre y que influirán en los resultados de la venta de motos y motocicletas como el que sea un año electoral”, indica Morisaki.

Agrega que la evolución de la vacunación contra el COVID-19 también es un proceso importante en este aspecto, ya que hace que mejore la confianza del consumidor, impulsa la reactivación de la economía, del empleo y alienta la inversión.

Sostiene que si el próximo Presidente de la República es considerado un aliado del mercado, las expectativas de crecimiento posiblemente serán mejores en la segunda mitad del año.

Da cuenta, finalmente, que a la fecha compiten 336 marcas de motos y trimotos, siendo el segmento de motocicletas el más atomizado, con un mayor número de jugadores. En ambas divisiones, Honda y Wanxin, respectivamente, son las que lideran el mercado peruano.