LLYC  analizó 11,5 millones de mensajes de mensajes dirigidos a mujeres en redes sociales provenientes de 12 países, de los cuales más de 200 mil mensajes son de Perú, (Ilustración: Víctor Aguilar).
LLYC analizó 11,5 millones de mensajes de mensajes dirigidos a mujeres en redes sociales provenientes de 12 países, de los cuales más de 200 mil mensajes son de Perú, (Ilustración: Víctor Aguilar).

Aunque no falta quienes sigan regalando flores, desde hace algunos años el 8 de marzo, , suele ser motivo para que medios de comunicación, gobiernos, empresas y sociedad civil pongan el foco en visibilizar los avances conseguidos y los problemas que aún limitan el desarrollo de las mujeres alrededor del mundo. La lista de dificultades, lamentablemente, es mucho más larga. Podemos mirarlos en todos los estratos sociales, en todos los espacios en los que se mueven las mujeres, desde las más necesitadas hasta las más empoderadas. Así lo demuestra, por ejemplo,el Informe Anual de Igualdad 2022 realizado por la consultora LLYC y titulado .

LEE TAMBIÉN: 800 peruanas denunciaron ser hostigadas en Internet en 2021

Este informe analiza la exposición y medición de la conversación digital acerca de mujeres líderes en el rubro empresarial, de política y de periodismo y las compara con la que generan sus referentes masculinos, demostrando que visibilizar el talento femenino no es una tarea sencilla como parece. ¿Los motivos? El informe recoge que uno de los más resaltantes es la alerta de acerca de la violencia existente contra las mujeres en redes sociales. recoge data de 12 países y analiza 11,5 millones de mensajes de mensajes en redes sociales, de los cuales más de 200 mil mensajes son de Perú. ¿Qué nos muestra esta data?

Según el estudio de LLYC, hay un 34% más menciones del cargo en mensajes dirigidos a mujeres líderes empresariales que a hombres, pero el 36% son mensajes empleados en contextos negativos de crítica, donde el sentimiento sobre su capacidad es un 55% más negativo que al de los hombres.
Según el estudio de LLYC, hay un 34% más menciones del cargo en mensajes dirigidos a mujeres líderes empresariales que a hombres, pero el 36% son mensajes empleados en contextos negativos de crítica, donde el sentimiento sobre su capacidad es un 55% más negativo que al de los hombres.

Las cualidades positivas son mencionadas en hombres líderes empresarios en un 17% más que en mujeres líderes. Los contextos en el que se mencionan las cualidades positivas son un 35% más positivos para los hombres que para las mujeres.

● En el caso de la mujer periodista, el reconocimiento a sus cualidades positivas es un 5% mayor que en periodistas hombres; no obstante, el contexto en el que es aplicado posee un 14% más de negatividad que en hombres. Los periodistas hombres, a pesar de no mencionarse más sus cualidades positivas, cuando se hace, son mencionados en un nivel del 14% más positivo que en mujeres.

● Existe un 30% más de menciones hacia hombres con respecto a economía y finanzas que a mujeres.

● En el ámbito empresarial, 59% de las menciones sobre economía hacen referencia a hombres y son aplicados en un contexto 38% más positivo que en mujeres. En otras palabras, hay 59% de invisibilidad de la mujer en conversaciones sobre economía y, en lo que hay, existe un 39% de negatividad, sarcasmo o crítica sobre la forma en cómo se aplica.

● En el ámbito empresarial, las mujeres se encuentran relacionadas a la emoción en un 50% más que los hombres y la negatividad del contexto en el que se menciona la emoción es un 30% más para las mujeres que para los hombres, el cual se percibe sarcasmo o prejuicio. Es decir, las mujeres son en gran parte, más asociadas con la emoción (50% más que hombres), pero el contexto en el que se mencionan es más negativo (30% más que hombres).

● El feminismo está referido en un 14% más a mujeres que a hombres, pero aplicado con un sentimiento 16% más negativo.

● En este caso, las líderes periodistas mujeres superan en 40% de menciones con respecto al feminismo. Es decir, se encuentran más vinculadas al tema que los hombres periodistas. No obstante, los contextos en el que se emplean son un 37% más negativos para la mujer que para el hombre. en los cuales se pueden reflejar rechazo, burla o ironía.

● En el caso de empresarios, el feminismo es referido un 34% más hacia hombres que hacia mujeres. Es decir, los hombres empresarios mantienen más menciones sobre feminismo. Además, los mensajes son aplicados en un contexto 47% más positivo hacia hombres que a mujeres. Es decir, en hombres se hace referencia al tema de forma light, mientras que la vinculación del tema a mujeres es mucho más incisivo y negativo.

● En el ámbito empresarial, se menciona en un 63% más la imagen de la mujer empresaria que la del hombre. Además, la imagen de la mujer empresaria es mencionada en un contexto 40% más negativo que la imágen del hombre; es decir, la mujer empresaria es más criticada por cómo se ve que el hombre.

● La inmigración es mencionada en más del doble (excede el 100%: 134%) de mensajes hacia empresarias que empresarios. Además, el contexto en el que fueron ubicados es negativo en un 30% más que en hombres. Es decir, se menciona más a la mujer en mensajes relacionados con la inmigración, pero de una forma negativa y criticada.

● En el ámbito empresarial, los insultos se encuentran dirigidos en un 76% más a las mujeres que a los hombres y se usan en contextos 20% más positivos que para los hombres. Es decir, se aplican en contextos amicales o informales.

● Mientras que, en el caso de los políticos y periodistas, los hombres superan en un 41% y 12% respectivamente la prominencia de insultos hacia ellos, pero solo tienen un 6% y 5% más de negatividad que los mensajes dirigidos a mujeres políticas periodistas.

● Por lo tanto, hay mayor porcentaje de insultos dirigidos a hombres que a mujeres; no obstante, el número de insultos hacia la mujer es mayor en el caso de líderes empresariales y aplicados en contextos “positivos”.

● En el caso de líderes empresariales existe una mayor prominencia de mensajes que hacen referencia al liderazgo de hombres que mujeres. Los hombres son percibidos como líderes en un 25% más que las mujeres y son mencionados bajo un sentimiento 29% más positivo que en el caso de las mujeres. En otras palabras, las mujeres son menos vinculadas con el liderazgo y, en lo que hay, se perciben mensajes 29% más negativos que a los hombres. En los cuales son más juzgadas o no las observan capaces de liderar.

● En el caso de hombres empresarios, la pareja se menciona en 57% más mensajes que en mujeres empresarias. No obstante, la negatividad de los mensajes dirigidos a mujeres es un 55% más que en el caso de los hombres. Es decir, si bien se hace más referencia a la pareja en el caso de los hombres (57%), las menciones que se hacen con respecto a la pareja de la mujer se aplican en un contexto más negativo que en el caso de hombres (55% más).

● En el caso de las mujeres políticas, se menciona en un 23% más a la pareja que en hombres políticos. Además, la positividad de los mensajes supera en 15% al de sus contrapartes masculinos.

● A pesar de que existe mayor mención sobre la sexualidad (32%) en mensajes dirigidos a mujeres que hombres; estos son aplicados de manera negativa, 11% más que en hombres.

● El porcentaje de periodistas mujeres asciende a un 21%, donde es más importante mencionar su sexualidad que la del hombre, y, además, lo hacen bajo un sentimiento negativo 31% más que en el caso del hombre periodista.

● En cuando a las mujeres empresarias, su sexualidad es mencionada en solo 13% más que el hombre, pero en un contexto 27% más negativo que sus contrapartes masculinas. Es decir, su sexualidad es “peor vista” (27%) en comparación a sus colegas hombres.

● Los hombres empresarios y sus menciones con referencia al éxito superan en un 36% al de la mujer. No obstante, en el caso de la mujer empresaria, además de que el porcentaje de menciones que tiene es menor a sus colegas hombres, estos son aplicados en un contexto 36% más negativo que el de los hombres. Es decir, la búsqueda del éxito está vinculado en mayor parte al hombre (36%), pero es más cuestionable y criticable (36%) cuando se trata de una mujer.

● En el caso de mujeres empresarias, las menciones sobre la gestión del éxito dirigido a ellas superan en un 10% a los hombres. No obstante, la negatividad de los mensajes se encuentran en 21% más mensajes que en empresarios hombres. Es decir, a pesar de ser más mencionadas con respecto a la gestión de su éxito que los hombres (10%) son más las menciones aplicadas en contextos negativos y cuestionables (21%).

● Pese a que hay mayor mención, en un 8%, de la gestión del éxito con en mensajes dirigidos a hombres políticos, los mensajes que se dirigen a las mujeres políticas son un 15% más mencionado en contextos positivos que en el caso de hombres; es decir están percibidas como más capaces de gestionar su éxito.

● En el caso de las periodistas mujeres, las menciones de la gestión de su éxito se encuentran muy equilibradas entre hombres y mujeres. No obstante, en el caso de las mujeres, existe un 19% más de mensajes aplicados en contextos negativos que en el caso de los hombres periodistas.

TAMBIÉN PUEDE INTERESARLE

VIDEO RELACIONADO

Mujeres en tecnología. (Fuente: Laboratoria/ Difusión)
Mujeres en tecnología. (Fuente: Laboratoria/ Difusión)


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más