Guise, San Martín y Miller lucharon desde sus propias trincheras por la independencia del Perú. (Ilustración: Víctor Aguilar)
Guise, San Martín y Miller lucharon desde sus propias trincheras por la independencia del Perú. (Ilustración: Víctor Aguilar)
Jorge Paredes Laos

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

El éxito de la campaña libertadora se forjó en la cordillera andina, pero se concretó en el mar. Y esto jamás hubiera sido posible sin la participación de los ingleses, de nombres como los de Lord Cochrane, Martín Jorge Guise y Guillermo Miller. Forjados en la armada real y la dura vida militar en la turbulenta Europa de las guerras napoleónicas, los tres llegaron a América en diversos momentos, entre 1817 y 1819. Guise lo hizo en un barco —el bergantín Lucy— comprado y artillado por él mismo, y que puso al servicio de los patriotas de Santiago; Cochrane vino contratado por el recién creado Estado chileno para comandar su escuadra; y Miller se presentó ante San Martín, a los 24 años, cuando —en palabras de la historiadora Scarlett O’Phelan— ya era un veterano de guerra.

Los tres fueron decisivos para que los patriotas pudieran conquistar el mar del sur de Valdivia a Valparaíso, de Pisco al Callao y de Paita a Guayaquil, en diversas correrías, bombardeos, saqueos y capturas de buques españoles, en una campaña intensa que no estuvo exenta de reveses ni de tragedias.

La Orden del Sol

El aporte de Martín Jorge Guise ha quedado compendiado en un volumen titulado Guise: un marino británico-peruano para todos los tiempos, del marino e historiador Michel Laguerre. Ahí cuenta cómo este inglés nacido en Gloucester, en 1780, llegó a tierras americanas poco antes de cumplir los 38 años para luchar por la causa de la independencia, en un tiempo en que una importante cantidad de marinos estadounidenses y británicos eran contratados por el Gobierno de Chile “para dotar las fuerzas navales de la flamante escuadra”.

Ya a las órdenes de Cochrane, Guise participó en los asedios a la armada española durante 1819 y 1821, al mando de una tripulación variopinta. Así llegó hasta Pisco, el Callao, Huacho y Supe. El 5 de noviembre de 1820, participó con Cochrane en la captura de La Esmeralda, el mejor buque de la armada hispana, que fue rebautizado como Valdivia, con Guise como su comandante general.

Pero sus antiguas desavenencias con Cochrane llegaron a un punto máximo en abril de 1821, y Guise se vio obligado a dejar la expedición libertadora. Sin embargo, tras la partida de Cochrane a Chile, reapareció en septiembre como comandante de la nueva armada del protectorado. Guise fue el primer organizador de la marina peruana y, en diciembre de 1821, fue condecorado por San Martín con la flamante Orden del Sol, junto con otros ingleses como Guillermo Miller, Diego Paroissien y Robert Forster.

De todos ellos, el nombre de Miller brilló con luz propia. El inglés nacido en el condado de Kent, en 1795, participó en las campañas navales; organizó batallones de esclavos y libertos; lideró las montoneras y guerrillas que, en marzo de 1821, cortaron las comunicaciones entre Lima y el sur; y organizó la caballería que fue decisiva en las batallas de Junín y Ayacucho. A pesar de sus problemas de salud —se vio afectado siempre por la altura y las fiebres—, este incansable inglés vivió lo suficiente para escribir sus memorias —un documento excepcional para conocer lo ocurrido en la gesta libertadora— y volver al Perú en la década de 1830 a pelear, una vez más, al lado de Santa Cruz a favor de la Confederación Peruano-Boliviana. Tras el fin del proyecto, fue degradado por Agustín Gamarra y tuvo que dejar el país en 1839.

Guise murió combatiendo por el Perú, en la guerra contra la Gran Colombia, en noviembre de 1828; y Miller falleció el 31 de octubre de 1861, en el Callao, a bordo de un barco inglés que lo iba a regresar a su patria. Poco antes había vuelto al Perú a reclamar que se le reconozca su título de gran mariscal. Según señala O’Phelan, en Miller: militar, político y peruanista, el cuerpo del inglés llevaba dos balas alojadas en el hígado, además de 22 heridas de guerra.

También puede interesarle:

Video relacionado:

Sagasti anuncia cambio de nombre por Beca la Generación del Bicentenario. (Video: América TV)
Francisco Sagasti anuncia que la Beca Presidente de la República cambiará de nombre por Beca la Generación del Bicentenario.