En el segundo lugar, existe un empate técnico entre Verónika Mendoza (Juntos por el Perú), Hernando de Soto (Avanza País), Keiko Fujimori (Fuerza Popular) y George Forsyth (Victoria Nacional). (Foto: El Comercio)
En el segundo lugar, existe un empate técnico entre Verónika Mendoza (Juntos por el Perú), Hernando de Soto (Avanza País), Keiko Fujimori (Fuerza Popular) y George Forsyth (Victoria Nacional). (Foto: El Comercio)
Sebastian Ortiz Martínez

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

A solo una semana para las elecciones generales, el acciopopulista continúa al frente de la intención de voto con 10%, según , aunque el excongresista ha sufrido un descenso significativo de cinco puntos porcentuales en las últimas dos semanas.

MIRA: Un Congreso más fragmentado: doce partidos superarían valla electoral, según simulacro de El Comercio-Ipsos

Y en el segundo lugar, existe un empate técnico entre Verónika Mendoza (Juntos por el Perú), Hernando de Soto (Avanza País), Keiko Fujimori (Fuerza Popular) y George Forsyth (Victoria Nacional). [Ver infografía].

(Infografía: El Comercio)
(Infografía: El Comercio)


Lescano, sin embargo, si llega a concretar su pase al balotaje parte con una ligera ventaja, en el sentido de que, de acuerdo al mismo estudio de opinión, supera a sus principales contendores. Aunque los tres analistas políticos consultados para esta nota refieren que estas cifras pueden cambiar con el transcurrir de las siguientes semanas.


(Infografía: El Comercio)
(Infografía: El Comercio)

El analista político Enrique Castillo, en comunicación con este Diario, afirmó que la segunda vuelta “siempre es otra historia” y que la encuesta solo refleja un escenario preliminar que no es definitivo. Agregó que lo “más probable” es que el excongresista esté siendo beneficiado por el peso de la marca de Acción Popular.

“Pero también está el factor que, dentro del riesgo radical, Lescano es lo menos malo. Obviamente, él le ganaría a cualquier candidatura radical. Si pongo en duda de que él le pueda ganar a Hernando De Soto. ¿Por qué? Porque De Soto, su nombre, también es una marca, y puede ser percibido como una opción más moderada al del acciopopulista. Para mí, una final entre Lescano y De Soto tendría un resultado bastante incierto”, subrayó.

La politóloga Kathy Zegarra indicó que Lescano, a pesar de tener 20 años en la política, no tiene “tantos pasivos” como algunos de sus adversarios, como , quien “es muy relacionada a la izquierda, que tiene una percepción negativa” en un sector de la ciudadanía, o (Fuerza Popular), cuestionada por el rol de su partido en el Congreso que fue disuelto en el 2019.

No obstante, Zegarra estima que tanto De Soto como Forsyth pueden protagonizar con el exparlamentario de la lampa “una segunda vuelta más competitiva”.

“De Soto y Forsyth son de derecha, pero están más relacionados al centro, y el gran bolsón electoral en el Perú está en ese espectro. Mientras puedas acumular a más personas a tu alrededor, tienen más opciones de ganar. La imagen de Lescano frente a la de estos dos candidatos es muy de izquierda”, manifestó.

Alfredo Torres, presidente ejecutivo de Ipsos Perú, dijo que si bien la marca de Acción Popular, está ayudando a Lescano a posicionarse, si el próximo domingo se confirma su pase a segunda vuelta, en este nuevo escenario, su victoria o derrota será definida por su desempeño.

La marca siempre está, cuando has tenido a presidentes como Valentín Paniagua y Fernando Belaunde Terry, quienes tienen trayectoria de honestidad, hoy un valor apreciado, sí, si le ayuda. Porque hay otras marcas nuevas y desconocidas. Pero en la segunda vuelta, hay una pequeña diferencia, si Lescano pasa, dependerá más de su propio desempeño”, mencionó en una entrevista transmitida en vivo por El Comercio.

De Soto versus Mendoza

Otro escenario que la encuesta de Ipsos-El Comercio muestra es el de una segunda vuelta entre De Soto y Mendoza. Este eventual balotaje deja como resultado un empate en 37%.

Al respecto, el analista Enrique Castillo señaló que el “miedo” a Mendoza puede “inclinar la balanza a favor” del economista.

“Es ese miedo a lo radical que en este momento beneficia a Lescano frente a las opciones de Mendoza y Pedro Castillo (Perú Libre) […] El electorado peruano prefiere una candidatura de centro y en una definición con Mendoza, yo creo que De Soto tendría esa ventaja”, expresó.

Castillo indicó que el candidato presidencial de Avanza País puede, en una segunda vuelta con la exparlamentaria, “captar” el voto de la derecha y del centro. “La gente de Lescano apoyaría más a De Soto que a Mendoza, los que apoyan a Lescano lo hacen porque ni quieren una opción de izquierda”, añadió.

El analista político indicó que es poco probable que Mendoza firme una “hoja de ruta” como lo hizo el expresidente Ollanta Humala en el 2011.

Si lo hiciera perdería una parte de su electorado, porque lo verían como una traición, como pasó con Humala, la misma Verónika Mendoza dijo que ella renunció al Partido Nacionalista porque Humala traicionó los ideales de la izquierda. ¿Los radicales de Pedro Castillo y de UPP le darían su apoyo a alguien que renuncia a sus ideales? ¿A quien pacta con el orden que siempre han criticado?”, manifestó.

La politóloga Kathy Zegarra opinó que una segunda vuelta entre De Soto y Mendoza puede propiciar un escenario de polarización.

Se puede considerar a De Soto como una opción muy de derecha, cuando no lo es, y a Mendoza de extrema izquierda, cuando tampoco lo es realmente. Si bien, en términos económicos, De Soto es de derecha, y Mendoza de izquierda, no son extremos. Esta segunda vuelta puede llegar a ser bastante polarizante”, expresó.

Zegarra indicó que este escenario le da opción a De Soto a construir relatos que “generen temor en la ciudadanía”, en el sentido, de que Mendoza está relacionada en términos políticos con gobiernos fallidos en otros países de la región. “Y a De Soto se le puede cuestionar sobre su plan de gobierno, es una gran cuestión negativa”, remarcó.

Torres, por su lado, dijo que el principal pasivo que puede tener Mendoza es su pasado cercado al “chavismo”, que es una opción política que “más rechazan los peruanos”. “Eso de alguna forma frena su crecimiento. Sin embargo, es una política hábil, no se puede descartar que avance y que en segunda vuelta pueda hasta ganar, tiene la capacidad política y la hemos visto en los debates”, complementó.

Te puede interesar