Las propuestas para delivery de los restaurantes peruanos del 50 Best. (Fotos: Instagram)
Las propuestas para delivery de los restaurantes peruanos del 50 Best. (Fotos: Instagram)
Redacción EC

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

En algunos casos, no es su propuesta exacta, pero vaya si se acerca mucho a sus sabores creativos. ¿Qué tipo de comida se puede saborear en la comodidad del hogar de quienes forman parte de la célebre lista 50 Best Latam? Aquí se las mostramos, puesto a puesto.

Maido

(Puesto 2 de los 50 Best Latam)

El restaurante mejor rankeado del Perú y Latinoamérica según 50 Best Latam no atiende delivery (solo en salón). Pero en pandemia Mitsuharu ‘Micha’ Tsumura ideó dos propuestas paralelas que giran como sabrosos satélites en torno a su celebrado Maido. Una de ellas es Micha en Casa, concepto ‘dark kitchen’ de cocina nikkei casual, con muy buen insumo e impecable presentación, además de tener buena relación calidad-precio. Una carta bastante variada, con opciones de makis, nigiris y sashimi, un tiradito y su cebiche ‘pawer’ para su carta de fríos. En calientes tiene su sanguchazo de pollo broaster a S/21 y la jambaga (hamburguesa, a S/29), el tacuchaufa con panceta de cerdo (S/39), o el miso ramen para el frío (S/39), por mencionar solo algunos. También tiene postres (desde S/25), complementos (desde S/3) y salsas poderosas para darle un toque especial al momento de preparar nuestra comida casera. Su lista también incluye packs, con una variedad de makis, nigiris y sashimi. Y todo llega con información precisa, con tiempos para llevar al horno, si se requiere, o combinación de salsas, según sea el caso. El segundo concepto dark kitchen de Micha es Tori: su personalísima propuesta de pollo a la brasa enteramente peruano, desde las papas hasta la chicha y el arroz chaufa, con precios que van desde S/39,90 (el pollo entero con salsas).

Pedidos en . También vía PedidosYa y / Y en o 680-5100 / Recojo en tienda: Jr. Cusco 589, Magdalena del Mar.

Central

(Puesto 3 de los 50 Best Latam)

Kjolle

(Puesto 18 de los 50 Best Latam)

Al inicio de la reactivación, la pareja de chefs Virgilio Martínez y Pía León (también dueños de Mil Cusco, en el puesto 36 de los 50 Best Latam) se propusieron llevar a casa de sus comensales un poco de la experiencia de sus rankeados Central y Kjolle bajo la marca Mayo Bar, tarea compleja para una propuesta de alta cocina de autor, pero que se logró ejecutar y tuvo buena respuesta al inicio. Pero con el tiempo y la reapertura de la atención en salón, los esfuerzos de los equipos se concentraron en afianzar la experiencia in situ para ambos restaurantes. No obstante, la dupla no dejó de lado su idea de llevar hasta el hogar de sus seguidores un delivery innovador y de calidad, más bien la perfeccionó, reforzando el concepto Mayo Comedor, con opciones extra grandes, cercanas al gusto local y bien servidas, como le gusta al comensal. Así, con una propuesta de cocina casual y precios más bajos, lanzaron su línea de buns XL a S/34 (sánguches como el pollo coreano crocante o el banh mi cerdo Vietnam de chancho caramelizado con vegetales), que vienen en promos con chips de papas nativas; y también sus adictivas bombas XL (valen S/22 cada una, son cuatro tipos y destaca entre todas la de fudge con polvo de cacao), además de su galletón de chocolate con butterscotch (S/25).

Av. Pedro de Osma 301, Barranco. Pedidos: 241-6721. También vía Rappi.

Osso

(Puesto 10 de los 50 Best Latam)

La presencia peruana en el ránking 50 Best Latam tiene su propuesta más carnívora en esta opción de Renzo Garibaldi, quien como todos en pandemia no dudaron en mirar directo a la reinvención. Y en su caso, empezó por volver en cierto modo a lo que fueron sus orígenes: una carnicería con venta de productos crudos (todo tipo de cortes de carne frescas y maduradas ; chorizos, morcillas y salchichas artesanales; hamburguesas, milanesas y más) y packs parrilleros para terminar de cocinar en casa. Luego lanzó Osso Burger, su línea de hamburguesas (de res o de cerdo de 90 o 140 gramos; ahorita hay una promo a S/12,90) y sánguches (de pollo frito y el pulled pork de brazuelo de cerdo ahumado, a S/30 cada uno), con complementos clásicos: papas o camotes fritos y onion rings (desde S/8).

Pedidos al 96029-4180 (La Molina) y 92201-9328 (San Isidro). Y para Osso Burger al 93370-9073 o vía Rappi.

Isolina

(Puesto 20 de los 50 Best Latam)

La taberna criolla que José del Castillo abrió en 2015 en Barranco cumple un año de ofrecer servicio delivery en tiempos de pandemia. Desde el 26 de mayo y cumpliendo los protocolos de bioseguridad exigidos, llega a casa de miles de comensales esta sazón casera surgida de los recetarios familiares y sabores que instalaron en el paladar del chef su propia madre (en cuyo honor se bautiza este restaurante) y clan materno. Una carta amplia y generosa en diversidad de platos está a disposición para el pedido: entradas como su clásico escabeche de bonito o su celebrada papa rellena; sánguches como el pan con pejerrey o la butifarra de lechón, a S/18 cada uno; sopas abrigadoras (S/34); clásicos guisos de olla, como el mondonguito a la italiana (S/40); el ají de gallina o las mollejitas de pollo guisadas (que llegan en porción personal o para compartir), o platos como el estofado de osobuco con puré (800 gramos de carne, donde comen dos y hasta tres por S/78); el bisctec de hígado encebollado con tacu tacu de frejoles negros; lomo saltado y más. Y claro, postres que prepara la propia Isolina. Orbitando en torno a Isolina está también la ‘dark kitchen’ Valentín, propuesta pollera creada en setiembre del 2020, con la que el chef celebra ese pollo al horno tan casero y popular como el arroz chaufa que lo acompaña (S/61,90 si incluye pollo, chaufa y ensalada).

Delivery y recojo en local: 94383-3031 o vía Pedidos de Valentín al 97752-5406. También vía Rappi y PedidosYa, además de

Astrid & Gastón

(Puesto 22 de los 50 Best Latam)

¿Cómo un celebrado restaurante de alta cocina (el mismo que encabezó la primera lista de los 50 Best Latam, en el 2013) se logra reinventar en una coyuntura tan adversa como la que vivimos? La respuesta la dieron Astrid Gutsche y Gastón Acurio, junto a su equipo, con la propuesta delivery que comparte sabor y seguridad en cada pedido desde que se dio luz verde en la fase 2 de la reactivación. Una carta amplia para una cocina tentadora y de esencia indiscutiblemente peruana por los insumos que realza, que incluye ocho opciones saladas creadas por el chef Jorge Muñoz (siguiendo las tendencias actuales está el Billy Chicken, la hamburguesa AyG o la fiesta de costillas laqueadas, con precios desde S/24), y ocho postres que llevan la firma de Astrid (desde S/16). Pero además, la lista lleva inserta la dulce oferta de De Astrid, una marca muy personal creada por la inquieta pastelera junto a un gran equipo donde destaca Isaí Cruz, su brazo derecho y jefe creativo. Hechos con insumos peruanos, 100% naturales y al momento, salen del horno diversas tortas y tartas, además de helados y sorbetes (una gran variedad de sabores, desde S/39), confitería y chocolatería.

Pedidos: 442-2777 o la web . También vía Rappi.

Mayta

(Puesto 24 de los 50 Best Latam)

Desde que la vida cambió a raíz de la pandemia por el COVID-19, la cocina creativa del chef Jaime Pesaque se nutrió con más firmeza de los insumos frescos de su huerto Yachay, al sur de Lima. Y aunque por varios meses su servicio de delivery se mantuvo (prolijo e impecable), con el tiempo el chef entendió que la experiencia Mayta era difícilmente replicable fuera del salón. Pero su universo creativo emprendió también otros rumbos: además de mantener encendidos los fogones de 500° (en salón y delivery), el chef creó Mad Burger, un ‘dark kitchen’ que se enroló en la tendencia de hamburguesas (desde S/18) y hot dogs artesanales (desde S/22), y que pronto abrirá su local propio en la gastronómica Av. La Mar. En la App encontrarán combos en promociones desde S/18,78).

Pedidos Mad Burger al 92477-2811 o a través de Rappi.

Rafael

(Puesto 29 de los 50 Best Latam)

Con 20 años cumplidos en plena pandemia, el restaurante de Rafael Osterling nunca llevó su propuesta más allá de las cuatro paredes de su local. Imposible. Pero muchos se alegraron cuando otra cocina creada por este célebre chef con alma de artista, librero y diseñador, lanzó su carta para ‘take out’ y recojo en local. Nos referimos a Félix Comedor (llamado antes Brasserie), con un listado de una docena de pizzas gourmet de impecable factura, muy al estilo de Osterling: están la Joselito, la Splendida de mortadela, la diavola de anchoas, al pastor ribs, boscaiolo y más. Los precios van entre S/35 y S/42; hay también opciones Kidds y postres como su TNT Lúcuma, un meloso de pulpa de lúcuma, mango, maracuyá y almendras, a S/25.

Pedidos vía Rappi.


Mérito

(Puesto 37 de los 50 Best Latam)

La propuesta delivery del chef venezolano Juan Luis Martínez arrancó hace casi un año a modo de prueba (como muchos restaurantes en tiempos de pandemia), y por eso se llamó Demo. Y ahora, como “El otro lado de Mérito” mantienen su oferta de generosos flats (sánguches desde S/25), sabores de medio oriente (mini kebabs a S/35 y S/45) y del sudeste asiático (pollo tandoori o el curry de langostinos, desde S/39), pero también de su Venezuela natal (arepas y tequeños con guasacaca, desde S/16), distingue. Un cuidado diseño de packaging es (literalmente) su sello de presentación. “Nació en medio de una cuarentena: Michelle Sikic (brand y project manager) trabajó haciendo muestras en la impresora, con acuarelas sobre papeles kraft, rescatando trazos de ilustración de Mérito para que sean estampados en papel y en la tela que cubre la mazorca”, nos contó el chef, sobre su choclo a la brasa que llega con salsa huancaína de cancha serrana, por S/21 (este es solo vía WhatsApp).

Pedidos al 93602-3089 y vía

La Mar

(Puesto 45 de los 50 Best Latam)

El sabor marino no se concentra, se explaya en todo su esplendor en la carta delivery de este restaurante de pescados y mariscos. Hay desde el pack de cebiche clásico de pescado para terminar en casa (cuesta S/88 y rinde para 5 personas), hasta el de cabrilla entera frita, con un kilo de sabores nikkei y dos porciones de chaufa blanco, que llega para calentar y servir, a S/99. También tienen opciones de tríos (como el rompe catre: cebiche de conchas negras + cebiche mixto + arroz con mariscos, a S/89), piqueos, tiraditos, varias opciones de arroces y hasta los especiales ravioles en tinta de calamar (S/39), su generoso tacu tanque de mariscos en salsa de langostinos (a S/49) o un sudado para el frío que ya se desató (a S/39, con pesca del día). También tienen cocteles que mandan a casa con instrucciones especiales para sentirse todo un barman (desde S/15).

Pedidos en