Los zapatos para bebés deben cumplir con ciertas características, como tener una punta redonda y firme. (Fotos: Puri)
Los zapatos para bebés deben cumplir con ciertas características, como tener una punta redonda y firme. (Fotos: Puri)
Redacción EC

Desde que nacen, los bebés ya tienen un par de zapatos en su closet. Sus diseños y colores hacen que sean muy atractivos visualmente, pero ¿en realidad es necesario comprarlos a tan temprana edad?

Al igual que el andador, el uso de los zapatos en un tema muy controversial. Por ejemplo, algunos los colocan a los primeros meses de vida; sin embargo, otros se muestran en contra de esto y prefieren esperar un poco más de tiempo.

Al respecto, Neus Moya, podóloga infantil, en conversación con Hola, dijo que lo más recomendable es esperar a que el bebé camine. Cuando esto suceda, recién se sugiere el uso de los zapatos.

MIRA AQUÍ: ¿Cuándo debería mostrar a mi hijo en redes sociales?

Según detalló, la ausencia de zapatillas, sandalias, entre otros harán que desarrollen con mayor profundidad la sensibilidad exteroceptiva que tienen en los pies y manos, la cual se duplica entre los 9 y 10 meses de edad.

“Cuando se los cubrimos, les estamos tapando su conexión directa con el entorno”, señaló al medio mencionado.

Especialistas también sugieren que los zapatos sean flexibles y cómodos.
Especialistas también sugieren que los zapatos sean flexibles y cómodos.

En esa línea, la especialista hizo un llamado a los padres de familia para que dejen que sus hijos caminen descalzos por la casa y otros ambientes seguros como la arena y pasto. De acuerdo a su relato, esta pequeña libertad evitará que, en un futuro, tengan problemas relacionados con la podología.

MIRA AQUÍ: ¿Por qué no se debe poner el nombre de un familiar a tu bebé?

¿Qué características debe tener un zapato infantil?

Si el o la pequeña ya está dando sus primeros pasos, se debe tener en cuenta estos puntos:

El principal es escoger la talla correcta. Para esto, se recomienda probar los zapatos en ambos pies. Asimismo, los padres deben estar muy atentos y cerciorarse de que los dedos no toquen directamente la punta de la zapatilla u otro.

De igual forma, se tiene que tener en cuenta la punta del zapato. Se sugiere que sea redonda y firme, pues esto protegerá el pie. También, su material debe ser flexible y transpirable.

MIRA AQUÍ: ¿Por qué debo validar las emociones de mis hijos y cómo hacerlo?

En cuanto a la suela, esta debe ser totalmente plana y flexible. Para probar este segundo punto, se recomienda agarrar el zapato con una mano y doblarlo. Si lo hace con facilidad, es una buena opción. Todos estos consejos son para niños de hasta 3 años.

Mira también: