El consumo del ácido fólico durante el embarazo sirve para prevenir algún defecto en el tubo neural. Foto: Shutterstock
El consumo del ácido fólico durante el embarazo sirve para prevenir algún defecto en el tubo neural. Foto: Shutterstock
Marjhori Oyola

Durante el , uno de los consejos infalibles por parte de los médicos es ingerir diariamente, ya sea antes de quedar embarazada y durante todo el embarazo. Esta importante vitamina ayudará a que el bebé tenga un adecuado desarrollo y, sobre todo, a que no presente malformaciones tanto en la columna vertebral como en el cerebro.

Muchas madres que ya pasaron por varios embarazos deben saber la importancia del acido fólico, pero para las madres primerizas es importante recordarles que es necesario el consumo de esta vitamina para una buena formación del feto. La ginecóloga, Alida Oblitas de la Clínica Ricardo Palma, explica que no solo las gestantes deben consumirlo, sino las personas en general, ya que las dietas hoy en día son muchas veces artificiales y eso hace que no consigamos una cantidad adecuada.

“Lo tomamos para prevenir algún defecto en el tubo neural. En la formación que nosotros tenemos apenas se concibe la vida, cuando se va formando el tubo neural, puede haber algunos defectos por deficiencia del acido fólico. Hay una parte en la columna vertebral que no se une y el niño nace con ese defecto. Muy al margen de prevenir eso, todos los seres humanos debemos consumirlo para prevenirlo”, indica la especialista.

El consumo del ácido fólico durante el embarazo sirve para prevenir algún defecto en el tubo neural. Foto: Shutterstock
El consumo del ácido fólico durante el embarazo sirve para prevenir algún defecto en el tubo neural. Foto: Shutterstock

Asimismo, según EsSalud es necesario el consumo de acido fólico en el embarazo debido a las siguientes razones: contribuye al crecimiento y desarrollo de las células y de los tejidos del feto, participa en la formación y desarrollo de glóbulos rojos, es esencial para el desarrollo neurológico del embrión y garantiza un adecuado crecimiento del bebé durante la gestación.

La vitamina B9 o vitamina M no se encuentra en la alimentación diaria por lo que es importante suplementarla. “No solo se consume durante la gestación sino que el acido fólico se toma antes de quedar embarazada. Está relacionada dentro del rubro preconcepcional. Por ejemplo, si me quiero preparar para un embarazo, lo recomendable es tomarlo 3 meses o incluso 1 año antes, porque no está en la rutina de la dieta diaria. No la podemos conseguir como la vitamina C al tomar un kilo de jugo de naranja con el acido fólico no sucede lo mismo”, añade Ochoa.

Aunque su insuficiencia en los seres humanos es rara, se encuentra también en los vegetales de hojas verdes como la espinaca, espárrago, el brócoli; menestras y otros productos. Sin embargo, la dosis de ácido fólico son muy insuficientes, por ello que es necesario suplementar, recalca la especialista.

“La mayoría de suplementos multivitaminicos en las gestantes deben tomarse desde 1 año antes y durante todo el embarazo”, indica. Por otro lado, hay consecuencias para el bebé cuando no se consume el ácido fólico. “Una de las desventajas al no consumirlo es que podría haber abortos y partos prematuros. Al tomarlo nos dará muchas ventajas y beneficios. Cuando se toma una vitamina no se puede realizar un beneficio puntual, el beneficio es a nivel de todo el cuerpo y podrá funcionar mucho mejor”, concluye.