La madre suele tener cambios de estado de animo, por ejemplo, puede sentirse irritante, triste y ansiosa, entre otros síntomas más.
La madre suele tener cambios de estado de animo, por ejemplo, puede sentirse irritante, triste y ansiosa, entre otros síntomas más.
Marjhori Oyola

La llegada de un bebé para una mamá es un sentimiento de felicidad indescriptible. Sin embargo, en algunos casos, la mujer se encuentra deprimida, triste, con sentimiento de culpa, y muchas veces, no sabe porqué se siente de esa manera. A ello se le llama y se puede presentar días o semanas después de dar a luz.

La madre suele tener cambios de estado de animo, por ejemplo, puede sentirse irritante, triste y ansiosa, entre otros síntomas más. Este problema de salud mental se puede dar de manera leve, moderado y grave, por lo que se recomienda ser tratado por un especialista como un psicólogo o psiquiatra.

Por un lado, la psicóloga Antonella Galli de la Clínica Ricardo Palma menciona que “la depresión postparto se da luego de haber dado a luz, no solo se presentan síntomas como tristeza o sensibilidad, sino que vemos que la madre no pueda ejercer su rol. Le cuesta tener que atender a su bebé, no siente una conexión y no puede dormir en las noches. Por ejemplo, puede estar con mucha ansiedad, problemas de concentración y puede ocurrir que no tenga contacto emocional con otras personas o con familiares. Incluso puede llegar a pensar en abandonar a su bebé”.

Por otro lado, la psicoterapeuta de Clínica Internacional, Liliana Tuñoque señala que la depresión postparto es un tipo de depresión moderada a intensa que presenta la mujer que ha dado a luz. Ello se da después del parto o inclusive hasta un año más tarde; por lo general ocurre dentro de los tres primeros meses después del parto. “Entre los principales síntomas de una depresión postparto podemos encontrar un estado de ánimo deprimido, frustración e impotencia, insomnio, pérdida del apetito, dificultad para dormir, se siente fatigada y sin energía. También, se genera irritabilidad y el temor a no ser una buena mamá”, explica.

Asimismo, de acuerdo a la psicóloga Galli hay niveles de depresión, por ejemplo, de forma leve, moderado y grave. “En el primer caso, la mamá tiene una conexión con su bebé, pero cumple con lo que hay que cumplir como un robot. Respecto al moderado, le es difícil salir de cama, tiene poca energía, necesita mucha ayuda de otras personas para poder cumplir con su rol de madre. Asimismo, cuando hay una depresión grave puede haber síntomas psicóticos, es decir, ideas de suicidio o llegar a pensar a abandonar al bebé”, explica.

Causas de depresión postparto

De acuerdo a ambas especialistas, se desconoce las causas de la depresión postparto, pero diversos estudios coinciden que se debe a un cambio en los niveles hormonales luego del embarazo y que afectan directamente al estado anímico de la mujer.

“Los cambios que uno va notando en nuestro cuerpo a raíz del embarazo y el parto contribuyen también a incrementar esta depresión. Los cambios que se dan por el periodo de lactancia donde tenemos que dejar a un lado nuestro desarrollo profesional y laboral para dar prioridad a nuestra labor de mamá la falta de sueño por el tema de lactancia, el poder tener menos tiempo para nosotras mismas y todas las preocupaciones acerca de nuestro rol como mamá contribuyen a que se dé una depresión post-parto”, indica Liliana Tuñoque.

Es importante también tomar en cuenta los factores hereditarios y familiares, en muchos casos la depresión postparto viene de generaciones anteriores, por lo tanto la mujer va a tener una mayor posibilidad de desarrollar este cuadro. Galli de la Clínica Ricardo Palma, menciona que “es importante saber las condiciones que ha pasado esta persona, quizás en el embarazo ha tenido problemas de pareja, familiares y estrés constante. Son múltiples factores no hay una causa exacta”.

¿Qué debo hacer si tengo depresión post parto?

Cuando la madre tiene depresión postparto debe acudir a un especialista de salud mental porque hay que analizar el nivel de depresión. “El especialista debe recetar un medicamento que no influya con la lactancia materna. Lo importante es sanar la vida de la mamá y su salud mental, porque ello dependerá que su bebé también se encuentre bien. El psiquiatra y el psicólogo tienen que ayudar a lidiar con la depresión, analizar cuál es el problema de fondo y saber que ha pasado para llevarlo al extremo de deprimirse”, detalla Galli.

Por otro lado, para Tuñoque es importante que la mamá no se sienta que está sola. “Es recomendable poder ofrecerle ayuda para que pueda descansar, alimentarse bien y saber que cuenta con el apoyo de la pareja y de los familiares más cercanos. También, el apoyo profesional para que pueda tener un espacio donde pueda trabajar sus miedos e inseguridades con respecto a su rol como madre y su rol como pareja. Es importante que la persona se sienta escuchada comprendida y no criticada”.

Si la madre tiene depresión post parto se recomienda, lo siguiente:

  • La mamá debe tener momentos en el día solo para ella, en el cual pueda tener un espacio propio, por ejemplo, realizar actividades que más le gusten como hacer ejercicio, pintar, leer, etc.
  • No estar todo el tiempo en casa, sino tener relaciones sociales y conexión con otras personas.
  • Realizar técnicas de respiración.
  • Es importante el apoyo de la pareja.
  • La madre debe descansar para recuperar energía y ponerse de acuerdo con su pareja para la alimentación del bebé.
  • Tener empatía con la madre. No se le debe decir que es una falta de voluntad, porque la depresión es como un órgano que se enferma, necesita tratamiento y necesita medicación.