La madre podrá escoger entre tres tipos de parto: con acompañante, vertical o con analgesia. Foto: Instituto Nacional Materno Perinatal.
La madre podrá escoger entre tres tipos de parto: con acompañante, vertical o con analgesia. Foto: Instituto Nacional Materno Perinatal.
Dora Liz León Rojas
MIRA AQUÍ: Parto informado: tus alternativas para dar a luz tranquila

Por muchos años se ha seguido el proceso de parto tradicional: aquel en el que los médicos, sin consultar a la madre, deciden la manera en la que se llevará el parto. Sin embargo, en estos últimos años, diversos estudios y entidades han priorizado el plan de parto o parto humanizado ya que brinda muchos beneficios tanto para la madre como para el recién nacido. ¿De qué se trata y por qué es mejor?

El plan de parto, parto humanizado o parto respetado se define como la libre elección de la madre para llevar a cabo el nacimiento de su bebé. De esta manera, el personal de salud que la atenderá, sabrá las preferencias, necesidades, deseos o expectativas que la madre espera en el parto. Además, ayudará a facilitar el proceso tanto al equipo como al acompañante.

¿Qué momento es ideal para elaborar un plan de parto?

Aunque las madres pueden elaborar el plan de parto en cualquier etapa de la gestación, los expertos recomiendan hacerlo entre las semanas 28 y 32. Es importante que al momento de realizarlo las madres tengan en cuenta la opinión de su médico de cabecera o del personal de salud que la atenderá.

Cuando la madre ya tenga el documento redactado, deberá presentarlo al centro de salud, sea público o privado, donde se llevará a cabo el parto. También puede hacerlo virtualmente o por llamada telefónica, dependiendo del lugar de atención.

No existe una fecha exacta para empezar hacer el plan de parto, pero puede realizarlo entre las semanas 28 y 32 de la gestación.
No existe una fecha exacta para empezar hacer el plan de parto, pero puede realizarlo entre las semanas 28 y 32 de la gestación.


¿Cuáles son los tipos de parto?

El propone tres tipos de parto:

  • Parto con acompañante: Es el más solicitado por las madres ya que ellas pueden decidir dar a luz acompañadas de su pareja o del familiar que desea. Este tipo parto le brinda soporte emocional y seguridad a la madre, además de permitir que el niño nazca escuchando las voces de ambos padres.
  • Parto vertical: Las mujeres pueden llevar su parto en la posición que mejor se les acomoda: echada, parada, semisentada, de rodillas o de cuclillas. Este tipo de parto es corto a diferencia de otros, ya que ayuda a que el pujo sea más eficiente y hay una menor posibilidad de realizar un corte para la salida del bebé.
  • Parto con analgesia: En algunos casos, el dolor en el parto puede ser intenso. Por ello, cada mujer puede solicitar la epidural, que se coloca en la espalda media, para adormecer de la cintura para abajo. Es un tipo de analgesia que calma el dolor pero no impide que la madre pueda mover las piernas o caminar. Este procedimiento es seguro y fácil ya que no afecta al bebé.
Mira también: