"Disculpen, pero robar es mi trabajo"
"Disculpen, pero robar es mi trabajo"
Redacción EC

Una mujer de 32 años, dueña de una cafetería en Uruguay, llegó hasta la comisaría de Pocitos para denunciar un en el que, pese a llevarse todo el dinero de la caja, el asaltante fue muy amable

Un hombre ingresó al local portando un revólver y amenazando a todo el mundo, lo que le hizo pensar a la dueña que la situación podría terminar en una tragedia. Sin embargo, luego de eso el hombre bajó el tono de su voz.

Se acercó a la cajera y le exigió que le dé todo el dinero. Cuando tuvo el dinero el asaltante le dijo "discúlpenme, pero es mi trabajo". 

Luego, se acercó a tres clientes y les exigió que le den sus carteras. Sin embargo, luego pareció arrepentirse. Se las devolvió y les dijo "son muy y me da pena". 

Antes de retirarse del local, el asaltante volvió a pedir disculpar a todos los presentes y fugó a pie. Los efectivos ya se encuentran analizando las imágenes de las cámaras de seguridad instaladas en el local para encontrar a este amable ladrón.