MDN
Adulto mayor: Filomena Taipe y la clave de sus 116 años - 6
Redacción EC

LUIS SILVA NOLE / 
Redactor de Sociedad

Pasa sus días con la parsimonia que impone la vida rural. Filomena Taipe Mendoza es quizá la persona más querida del centro poblado rural de Pocuto, en el distrito de Acoria de la región Huancavelica. A sus 116 años, vive sola, camina apoyada en un bastón y constantemente es visitada por sus vecinos.

Mi secreto para vivir más de 100 años ha sido la alimentación natural. Siempre me alimenté con papa, oca, mashua, carne de cabra y carnero, leche, queso de cabra y habas. Todo lo que me cocino es de la chacra. Nunca he comido alimentos que vienen en latas o sobres. Tampoco tomo gaseosas”, dice Filomena con increíble lucidez.

Es común verla tostando cebada en su fogón de leña y charlando con los niños del colegio Juan Velasco Alvarado, cercano a su humilde casa.

Filomena, cuyo DNI consigna como fecha de su nacimiento al 20 de diciembre de 1897, llegó a tener nueve hijos, de los cuales solo sobreviven tres. Suele sentarse en una banca de la puerta de su casa a conversar con sus vecinos. “Casi nunca estoy sola, siempre hay alguien listo para ayudarme”, refiere.

Para el nutricionista Luis Aguilar Esenarro, del , Filomena es un ejemplo de cómo hay que alimentarse para tener una vida saludable. “La carne le dio proteínas; los tubérculos, energía. También habrá comido frutas y verduras. Y ha evitado los alimentos procesados, que tienen exceso de azúcar, sal y preservantes, que traen enfermedades. Ha tenido siempre una alimentación natural, propia de los que no son citadinos”, señala Aguilar a El Comercio.

Según su colega Sandra Cusirramos, docente de la carrera de Nutrición y Dietética de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, el acierto de Filomena fue combinar el consumo de alimentos andinos de gran calidad con la actividad física propia del área rural.

“La papa nativa es rica en vitaminas C y A. Se cocina con cáscara y eso evita la pérdida de aminoácidos. La oca, que también se come con cáscara, evita el estreñimiento y tiene fibra, almidones, carbohidratos y vitamina A, que da resistencia a los males respiratorios. La leche le dio calcio y la carne, proteínas y zinc, que reforzó sus defensas”, explica Cusirramos.

"ES UNA SOBREVIVIENTE"
Para José Parodi, director del Centro de Investigación del Envejecimiento, de la Universidad de San Martín de Porres, "Filomena es una sobreviviente. Una excepción a la regla. Una supervivencia extraordinaria, anecdótica y vigorosa por selección natural de la especie: gente muy robusta que surge de la unión de personas también robustas. Se trata -dice Parodi- de personas fuertes que nacen de fuertes y que se mantienen fuertes en sitios rurales, en los que la presencia del aparato de salud del Estado es casi nulo o nulo, y en los que la esperanza de vida normalmente es más baja que en la ciudad".

DE POBREZA EXTREMA
Para Pensión 65, programa social del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social en el que Filomena está inscrita, se trataría de la mujer más longeva del Perú. Lo que sí es confirmado es que Filomena es una de las 400 personas mayores de 100 años y de extrema pobreza que en todo el país son beneficiarias del mencionado programa .

LOS MÁS LONGEVOS DE PENSIÓN 65

  • Filomena Taipe Mendoza: 116 años / Huancavelica
  • Venancio Mendoza Gamboa: 113 años / Ayacucho
  • Felicitas Huaras Mantilla: 113 años / Apurímac
  • Faustina Quispe Quincho: 112 años / Huancavelica
  • Virginia Huayhuas de Ccopa: 111 años / Apurímac
  • Concepción Layme Aquino: 111 años / Apurímac
  • Gregoria Ccoyllo de Azurza: 111 años / Ayacucho
  • Pablo Condori Sapacayo: 110 años / Apurímac
  • Amalia Hinojosa Velásquez: 110 años / Junín

Contenido sugerido

Contenido GEC