Redacción EC

Una mujer de 47 años pasó la peor experiencia de su vida y estuvo muy cerca de morir luego de que un delincuente ingresara a su casa a robar. No contento con llevarse los objetos de valor, golpeó a la mujer y la agredió sexualmente.

El hecho ocurrió en el asentamiento humano San Antonio en Lurín. Según América Noticias, la mujer se encontraba sola en casa cuando escuchó unos ruidos en la ventana. Al darse vuelta se dio con la presencia del delincuente, identificado como Oliver Flores Núñez (30), quien la obligó a sacar los objetos de valor que tenía en la vivienda.

Pero eso no fue todo. El sujeto la golpeó en reiteradas ocasiones en el rostro y en el cuerpo. Luego la llevó a una habitación la desnudó y la agredió sexualmente. “La tocó en su partes íntimas y luego la mordió arrancándole parte de uno de sus senos”, señaló su esposo Jorge Mogollón.

La mujer, identificada solo como Lucía, se defendió y en un momento de descuido huyó, corriendo por las escaleras hasta el cuarto piso. La desesperación la obligó a saltar a la casa de su vecino. Este junto a otros cogieron al ladrón y lo golpearon hasta la llegada de la policía. “El examen de médico legista confirmó que el hombre penetró con sus manos las partes de mi mujer”, confirmó Mogollón.

INACCIÓN
El hecho ocurrió ayer martes a las 10.00 a.m. Sin embargo, hasta esta mañana no habían llegado agentes de criminalística a la vivienda. Incluso, los vecinos denunciaron que la policía no quiso intervenir en un primer momento, pues iban a atender una emergencia.

“Detuvimos a un patrullero inteligente y los agentes nos dijeron que no podían hacer nada en ese momento porque iban a una emergencia. Luego de unos minutos, ellos mismo se acercaron al lugar”. Indicaron que el fiscal tampoco se hizo presente.