Redacción EC

Treinta gerentes de las empresas de transporte del , que acatan hoy un en protesta por el no reconocimiento de las autorizaciones para transitar por Lima, realizaron una por las avenidas chalacas Insurgentes, Venezuela y Elmer Faucett hasta el cruce de esa última vía con Morales Duárez.

Con los dirigentes avanzó también una caravana de coasters y combis, cuyas empresas pertenecen al sindicato de transportistas del primer puerto, rumbo al óvalo 200 Millas, en Ventanilla. Sin embargo, la movilización se disolvió cuando llegaron a la citada intersección.

La marcha causó largos minutos de congestión vehicular en los carriles de la avenida Faucett que van de La Marina hacia el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez.

El próximo miércoles en asamblea general los protestantes decidirán si realizan otra huelga y una nueva movilización que incluya a choferes y cobradores, informó el presidente del sindicato, Emeterio Valdiviezo Cobeñas.

PASAJES POR LAS NUBES

La falta de unidades de servicio público obligó a trabajadores a abordar vehículos particulares y combis que cobraban hasta S/.5 por persona con destino final en Ventanilla.

Los paraderos en las avenidas La Marina, Faucett, Colonial y Néstor Gambetta, principalmente, estuvieron llenos de gente que pugnaba por movilidad para dirigirse a su centro de labores, entre las 6:00 a.m. y 9 a.m. Conforme avanzó la mañana estos fueron despejándose y más unidades de transporte retomaron su servicio.