Eduardo Moreno Penagos 'cara cortada' fue detenido la madrugada del jueves cuando la policía irrumpió en su vivienda con una orden judicial de detención y allanamiento del domicilio. Se le acusa ser el mandamás de una banda de extorsión y sicariato (GEC/César Grados)
Eduardo Moreno Penagos 'cara cortada' fue detenido la madrugada del jueves cuando la policía irrumpió en su vivienda con una orden judicial de detención y allanamiento del domicilio. Se le acusa ser el mandamás de una banda de extorsión y sicariato (GEC/César Grados)
Óscar Paz Campuzano

Ya en el 2009 Eduardo Cristhian Moreno Penagos era un delincuente buscado. Pertenecía a ‘Los feroces de Atahualpa’, una banda que se disputaba los dominios delictivos del Callao con ‘Los malditos de Castilla’.

A ‘cara cortada’ –así conocen a Moreno por una cicatriz en su rostro– lo acusaron asesinar a Isaías Giovanni Canales Tapia y también de ser uno de los tres sicarios que disparó a matar contra César Domingo Flores Arotoma, de ‘Los malditos de Castilla’.

De acuerdo con las crónicas policiales de ese año, pasada las ocho de la noche del día de su muerte, Flores fue sorprendido por tres delincuentes juveniles que iban en bicicleta. Los vecinos de ese barrio chalaco escucharon 15 disparos.

En el inmueble que fue detenido Moreno Penagos, la policía encontró un chaleco antibalas, una pistola, cacerinas y municiones. Cayó en una megaoperación en la que se detuvo a 59 personas en varios puntos del Callao.

En esta fotografía, aparece Eduardo Moreno Penagos 'cara cortada' luego de ser detenido el 2009 acusado de homicidio. (Andina)
En esta fotografía, aparece Eduardo Moreno Penagos 'cara cortada' luego de ser detenido el 2009 acusado de homicidio. (Andina)

‘Cara cortada’, que estaba siendo buscado por la policía y tenía impedimento de salida del país, fue procesado y sentenciado a varios años de prisión por homicidio calificado. Su condena la purgó a 4.800 metros sobre el nivel del mar, en el frío penal de Challapalca, en las alturas de Tacna.

Once años después ha vuelto a aparecer en las noticias. Moreno Penagos cumplió su condena en diciembre del año pasado y retornó al primer puerto. En febrero, el Departamento de Investigación Criminal de la PNP, en el Callao, comenzó a recibir una serie de denuncias por tráfico de drogas, extorsión, cobro de cupos a empresas constructoras y sicariato.

“Se tomaron conocimiento de denuncias de empresas y personas por casos de extorsión en obras de construcción civil. Se empezó a armar el caso en coordinación con el Ministerio Público”, contó el comandante general de la PNP, general Orlando Velasco Mujica.

Las indagaciones condujeron hasta Moreno Penagos como presunto cabecilla de ‘Los injertos de cara cortada’.

Una de las empresas extorsionadas por esta banda es Consisa SAC, que tiene a su cargo la obra del malecón de la costanera, en el tramo de La Perla. También exigían cupos a los colectiveros informales que circulan entre el óvalo de La Perla y la Javier Prado. Por vuelta, cobraban S/15 a cada conductor.

Agentes de inteligencia del Callao con apoyo de la Subunidad de Acciones Tácticas (SUAT) y de la Dirección de Operaciones Especiales (Dinoes) de la PNP allanaron la vivienda de Moreno Penagos en el distrito de La Perla. Entraron rompiendo la puerta, cerca de las dos de la madrugada, con una resolución judicial que ordenaba su detención.

En esta vivienda del Callao fue apresado 'cara cortada'. Las autoridades lo investigan por extorsión, sicariato y otros delitos. (GEC/César Grados)
En esta vivienda del Callao fue apresado 'cara cortada'. Las autoridades lo investigan por extorsión, sicariato y otros delitos. (GEC/César Grados)

Además de armas de fuego y documentos que pueden servir para la investigación, en el inmueble se le encontraron dos granadas de guerra. Personal de la Unidad de Desactivación de Explosivos tuvo que ser llamado.

A la par de esta intervención, en otros 20 puntos se hicieron intervenciones. Al final otras 14 personas fueron detenidas, tres de ellas encontradas al interior de una caseta de seguridad en la costanera. Portaban armas de fuego.

Las demás personas detenidas son Luigui Giovanni Marín Sacio (31), Daniel Giancarlo Vidales Vásquez (38), Ángelo Joel Cornejo Jara (33), José Luis Durand Noé (27), Víctor Jean Mark Medina Barbadillo (45), José Luis Antón Yasila (55), Luis Enrique Quintana Vélez (28), Bryan Daniel Gallegos Bahamonde (24), Wilker Skrainkan Martínez Suárez (28), Carlos Eduardo Champi Arias (25), Rubén Ulises Rospigliosi Gálvez (41) y Carlos Yeferson Cornejo Jara (28).

También fueron capturados los policías Edwar Ivan Salazar Sáenz (41) y Jair Harold Saldaña Romani (31).

Para la intervención, la PNP usó drones con cámaras infrarrojas. El general PNP Velasco explicó que con estos equipos pudieron rastrear el movimiento de sus blancos.

Entre enero y el junio de este año, la Policía del Callao ha recibido 50 denuncias por extorsión, 15 de estas se hicieron durante el estado de emergencia.

También se reportaron 34 homicidios con arma de fuego, 16 de estos ocurridos después de que inició el estado de emergencia a mediados de marzo.

El uso de drones con cámaras infrarrojas ayudaron a la PNP a ubicar a los denunciados.
En esta caseta ubicada en la obra de construcción de la costanera se detuvieron a tres personas con armas y motocicletas (GEC/César Grados)
En esta caseta ubicada en la obra de construcción de la costanera se detuvieron a tres personas con armas y motocicletas (GEC/César Grados)


MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL CORONAVIRUS EN LIMA