Redacción EC

La imprudencia le costó caro al conductor del camión de placa W2C-846 que se atrevió a utilizar la , prohibida para vehículos pesados, motos y bicicletas. Una de las llantas del pesado camión se le reventó en plena vía y quedó varado a un lado de la pista.

El hecho ocurrió esta mañana a la altura del puente Guardia Civil en la vía que va con dirección a San Isidro y a pesar de que a esa hora de la mañana  no circulan muchos vehículos, la provocó congestión de automóviles.

Dos policías que llegaron al lugar tomaron los datos del camión que llevaba una carga de arena.