Chosica: tras el lodo, el olvido
Chosica: tras el lodo, el olvido
Fernando González-Olaechea

En las quebradas Carossio (conocida como Inca Kola) y Rayo de Sol de Chosica se vive como en el limbo. Han pasado 30 días desde que varios cayeron y destruyeron casas y familias en estas dos quebradas y todavía no se sabe cómo se ejecutará la reubicación de la que tanto se habló hasta hace dos semanas.

La Municipalidad de Chosica no ha hecho un padrón de las personas que deben ser reubicadas. “Nosotros solo vamos a participar [en la reubicación] con la sensibilización, dando charlas. El padrón no está listo”, responde el alcalde Luis Bueno desde el coliseo, donde se acopia parte de la ayuda que llega al distrito.

El Ministerio de Vivienda, tras esperar en vano las cifras, irá a la zona a hacer los números. José Luis Díaz, director del Programa Nuestras Ciudades de este ministerio, señala que hay 108 familias damnificadas –que lo perdieron todo– y 45 afectadas –que sufrieron pérdidas materiales parciales–, según cifras preliminares de su despacho. Díaz agrega que las familias serían reubicadas en un terreno de 3.800 m2, en el sector de La Cantuta en Chosica, donde se construirán departamentos en seis edificios de cinco pisos. Espera que la construcción finalice en diciembre, antes de la próxima temporada de lluvias.

Sin embargo, al no tener el detalle del número de familias afectadas y de las propiedades dañadas, el sector Vivienda no define aún si se dará un departamento a cada familia o a cada propietario de una casa destruida. La indefinición parte de que personas que no vivieron en la zona puedan infiltrarse en la lista de beneficiarios de departamentos, haciéndose pasar como habitante de las viviendas multifamiliares del lugar, cuyas cifras de ocupantes son inciertas.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN IMPRESA DE EL COMERCIO

TAGS RELACIONADOS