Juan Pablo León Almenara

Luego de que El Comercio revelara que el edificio del Congreso de la República incumple varias normas contra incendios, como falta de extintores y mangueras suficientes, el oficial mayor de este recinto, José Cevasco, mostró fotografías de algunos ambientes donde estos dispositivos fueron finalmente instalados.

LEA TAMBIÉN:

Sin embargo, ayer en un segundo recorrido se comprobó que se mantienen varias deficiencias. Una de ellas en la sala Porras Barrenechea, que alberga piezas de arte, madera, alfombras y cuero. En los balcones para la prensa hay señalética de extintores, pero no los dispositivos en su lugar.

El Hall de los Pasos Perdidos y el interior de importantes salas como Miguel Grau no tienen extintores pese a que la norma dice que “deben instalarse en lugares accesibles y visibles en todo momento”.

El congresista Mauricio Mulder expresó su preocupación tras el informe e instó a que se cumplan las normas del Reglamento de Edificaciones y Defensa Civil. Agentes de seguridad al interior del Congreso reconocieron que “una sola manguera en todo el primer nivel es insuficiente”.

Como publicó El Comercio el domingo pasado, especialistas en seguridad del Colegio de Ingenieros calificaron el edificio del Congreso de peligroso debido a la gran cantidad de material combustible que tiene y la escasez de aparatos antiincendios.

También se comprobó que varias galerías comerciales que rodean al Congreso de la República incumplen las normas de seguridad anti incendios, como aquella que indica que los extintores deben estar a la vista y en zonas accesibles.