Cristina Fernández

Los arbitrios municipales permiten pagar los servicios de limpieza pública, mantenimiento de áreas verdes y serenazgo, y con los impuestos prediales los gobiernos locales pueden realizar obras. Es así que con los ingresos de los dos últimos años, Villa El Salvador, uno de los cinco distritos más poblados de Lima, compró 14 compactadoras para el recojo de basura y planea instalar sus primeras cámaras de seguridad. En esta jurisdicción, el 75% de vecinos adeuda sus tributos municipales. 

Hace tres años el 95% de los contribuyentes de Villa El Salvador no cumplía con el pago de sus arbitrios e impuestos prediales, pero según Edgard Hinojosa, gerente de Rentas, en el 2015 y el 2016 la nueva gestión mejoró la recaudación y redujo la morosidad en 20%.

“Llevamos la oficina de recaudación a los barrios para que los ciudadanos paguen”, señala el funcionario.

Año a año el reto de la mayoría de los distritos de Lima es reducir el nivel de morosidad. Algunos como San Juan de Lurigancho, San Martín de Porres, Villa El Salvador y Comas deben enfrentarse a índices superiores al 40% y otros, como La Molina, Miraflores, San Isidro, en los que la morosidad es menor del 10%, tienen la tarea más sencilla [ver infografía].

“La morosidad se da en la mayoría de casos porque la ciudadanía no está conforme con los servicios [limpieza, áreas verdes y serenazgo]. Otro factor perjudicial son las amnistías tributarias que no incentivan la cultura tributaria. Además los inadecuados sistemas de recaudación agravan el problema”, explica el abogado Diethel Collumbus, experto en temas municipales.

—Beneficios y facilidades—

Para mejorar la recaudación, los municipios ofrecen beneficios, descuentos y facilidades de pago. Los contribuyentes que paguen por adelantado sus tributos municipales hasta el 28 de febrero [vencimiento de la primera cuota] tendrán descuentos de 10% a 15% en sus arbitrios.

“A los vecinos puntuales, además del descuento les ofrecemos promociones en locales comerciales”, cuenta Miguel Márquez, gerente de Administración Tributaria de La Molina, donde la recaudación de arbitrios y predial aumentó en 6,3% entre el 2015 y el 2016.

Así como La Molina, los distritos de Santiago de Surco, San Borja y Miraflores ofrecen el 10% de descuento en arbitrios por el pago adelantado de estos tributos.  

Santiago de Surco, uno de los distritos con la más alta recaudación, condona la deuda a personas en riesgo social. Además, sus contribuyentes puntuales tienen atención gratuita en hospitales, servicio de ambulancia y descuentos en parqueos. En tanto, en San Borja los pensionistas tienen descuento de 40% en arbitrios y todos sus contribuyentes puntuales ingresan al sorteo de dos camionetas.

San Isidro es el único distrito que no ofrece descuento, pero quienes pagan puntualmente tienen atención preferencial en dependencias de la municipalidad, asistencia de grúa, grifería, cerrajería y electricidad, y sorteos.

“Los descuentos no bastan. Las municipalidades deben implementar medidas más novedosas para que sus contribuyentes sientan que reciben algo más”, afirma Collumbus.

TAGS RELACIONADOS