Redacción EC

Con 300 serenos, 80 fiscalizadores y el apoyo de unos 3 mil policías, se llevó a cabo esta madrugada un desalojo de unos 2 mil que ocupaban calles cercanas al ex mercado mayorista de La Parada, en la zona conocida como Manzanilla, en .

La Municipalidad de Lima dirigió la operación que retiró mercadería y ambulantes en el cuadrante de nueve manzanas formados por las avenidas Grau, Aviación, 28 de Julio y el jirón Huánuco. El desalojo se llevó a cabo sin incidentes violentos. Ahora las calles lucen cerradas con cercos policiales y contenedores de metal.

Las calles de la urbanización Manzanilla han estado ocupadas por el comercio informal desde hace casi una década. Según la comuna, la Gerencia de Salud y la del Ambiente detectaron que la quema al aire libre de cables, de metales y la expulsión de gases convertían a la zona en un foco infeccioso.

La alcaldesa de Lima, , llegó durante varios minutos a Manzanilla para inspeccionar la zona y negó que el desalojo tenga relación alguna con.

"Es un operativo de rescate de la urbanización Manzanilla que ha estado invadida y secuestrada por actividades de carácter ilícito, informal. Se comenten delitos graves en esta zona", declaró ante la prensa.