Redacción EC

La banda de que el pasado 20 de marzo detonó una granada de guerra frente a una casa de Los Olivos, creyendo que el dueño era un próspero negociante, fue capturada cuando se disponía a perpetrar un nuevo amedrentamiento bajo la misma modalidad.

Agentes de la División de Robos y la SUAT capturaron a Guzmán Octavio Palacios Cabello (40) ‘Choclito’, Giovanni Rubén Salazar Farro (33) ‘Yova’, Paul Salvatore Meneses Salgado (33) ‘Memín’ y Gerson Libnit Cornejo Alanya (20) ‘Gerson’ cuando estaban a bordo del auto de placa D7L 513 por la avenida Samuel Alcazar del Rímac.

En el vehículo, los delincuentes llevaban armas, municiones una granada tipo piña, un croquis que indicaba la dirección de quien sería su próxima víctima, más una hoja con el mensaje en letras pegadas: “Cabro Cervantes, esta vez morirás por cerrador”.

Los cuatro detenidos, miembros de la banda denominada “Sicarios extorsionadores de Azcarrun”, fueron presentados esta mañana en la Dirincri. Ahí el general PNP José Luis Lavalle Santa Cruz informó que la detención fue posible gracias a la denuncia del ciudadano que venía siendo extorsionado. Hay un quinto sujeto que está bajo investigación.

Producto del estallido de la granada que los arrestados dejaron hace menos de dos semanas en un inmueble de Los Olivos, el vigilante particular Enrique Escobar García resultó herido.