Juan Pablo León Almenara

Consuelo Yupanqui no tiene reparos en decir que “puede ver” pese a que sus ojos están apagados. Lo hace mientras toca, con la yema de los dedos, las obras de la primera muestra artística en braille montada en el país, en : según ella no hay necesidad de usar los ojos para crear imágenes mentales. 

“Lo esencial es invisible a los ojos: arte para la inclusión de las personas con discapacidad”, es el nombre de esta exhibición, propuesta por la Municipalidad de Miraflores, y que consta de 30 vallas ubicadas en la avenida José Larco. En la exposición, que cuenta con el apoyo del Grupo Vallas, se exhiben imágenes y episodios de “El principito”, de Antoine de Saint-Exupéry, en letra escrita y en braille.

La muestra en Miraflores está acompañada por una réplica de la imagen de este personaje infantil realizada por el artista plástico Edilberto Mérida. Esta escultura es una interpretación de las ilustraciones originales del libro, elaborada en fibra de vidrio y resina, de 2,4 metros de altura, que incluye cuatro placas de aluminio con extractos del cuento en braille.

Esta muestra se suma a otras iniciativas de inclusión de la comuna de Miraflores para la comunidad de invidentes, como el Museo de Sitio de la Huaca Pucllana, donde las personas con discapacidad visual pueden tocar réplicas de objetos prehispánicos; el envío a domicilio de recibos de impuestos prediales en braille y la proyección de películas con audio-descripción en el Centro Cultural Ricardo Palma.