MDN
Número de armas incautadas por la PNP se triplicó en un año - 2
Miguel Neyra

La Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec) presentó ayer su informe nacional “Armas incautadas reporte 2014”. Este da cuenta de que en todo el país, la incautó 3.384 armas el año pasado. Tan solo en la capital, el decomiso de este material se triplicó en el 2014 con respecto al 2013: la cifra pasó de 363 a 1.094.

Víctor Quinteros, gerente de Políticas de la Sucamec, sostiene que el nuevo estudio confirma que parte importante del armamento decomisado en situaciones delictivas tiene origen legal, es decir, se trata de armas tramitadas en la propia Sucamec. Así, explicó que cerca de un tercio de las armas incautadas por la policía en Lima (391) y en el país (965) tenía un registro legal.

El estudio también detalla que en el Callao, actualmente en estado de emergencia por sus niveles de delincuencia, fueron decomisadas 191 armas de fuego; también, un tercio de estas tenía origen legal. Según datos de la policía chalaca, en lo que va del año, en el primer puerto se han registrado 80 homicidios por arma de fuego y se han incautado 443 armas, más del doble de lo requisado el 2014, de acuerdo con el informe.

Registro fantasma
Un tercio de las 3.384 armas incautadas en el 2014 tenía el número de serie borrado: 1.119 en todo el país, 302 tan solo en Lima. Ello indica que su procedencia podría ser legal. “Es una practica común borrar el número de serie de las armas usadas en delitos para que no se identifique su procedencia”, explicó Quinteros a El Comercio.

Con ello, detalló, quien tramite un arma formalmente y luego se la provea a delincuentes se desvincula del ilícito. De acuerdo con la Ley de Armas de Fuego publicada en enero de este año, un ciudadano puede tramitar hasta dos armas de fuego para la defensa personal. Desde marzo de 2014, se suspende por cinco años la licencia de un usuario legal de armas si las pierde dos veces en un lapso de dos años. Pero antes de eso, no había restricciones para registrar nuevas armas cada vez que se perdía una.

Mejores filtros y fiscalización
Entre enero del 2014 y en lo que va del año fueron emitidas 84.470 licencias de armas por la Sucamec y 2.156, denegadas; 661 licencias fueron revocadas y 88, canceladas. La nueva ley propone mayores controles en el otorgamiento de licencias, pero aún se espera la publicación del reglamento para su implementación total.

Ello permitirá a la Sucamec pedir el archivo histórico de antecedentes policiales y penales de los solicitantes de licencias de armas y denegar el permiso si los tienen. “Así, por ejemplo, si una persona tiene un historial de violencia psicológica se le denegará la solicitud”, explicó Quinteros.

También indicó que las sanciones contra personas que no denuncian la pérdida de su armamento recién serán definidas en el reglamento. “Se evaluará una sanción que puede llevar a una suspensión de 5 años de la licencia hasta la cancelación perpetua del permiso”, dijo. Dicha ley está en la última etapa del proceso de reglamentación en el Ministerio de Interior.  

El mercado negro
Aunque es saludable reforzar el control en el otorgamiento de licencias, este es solo un aspecto del mercado ilegal de armas que provee a la delincuencia en el país. El experto en temas de seguridad Federico Tong indicó que el país no tiene un problema grave de desvío de armas legales hacia la criminalidad. “A la Sucamec van personas que quieren tener un arma para defenderse de la delincuencia. Ello, pese a que ya está probado que portarlas no ayuda mucho”, agregó.

TAGS