Claudia Sovero Delgado

La informó que está desarrollando un plan de mejoramiento y recuperación del parque Mariscal Ramón Castilla, de aproximadamente 10 hectáreas.

“Este parque, categorizado como un área de reserva ambiental, es uno de los pulmones verdes de Lima; sin embargo, el presupuesto que dejó la comuna anterior no fue enmarcado de manera técnica. Solo lo veían desde el punto de vista de riego y corte”, declaró a El Comercio el gerente de Gestión Ambiental del distrito, Guillermo Gonzales.

El funcionario detalló que están ejecutando trabajos de arborización, tratamientos sanitarios, evaluaciones de árboles en riesgo, manejo integrado de plagas, plantación de nuevas especies, lavado a presión de los árboles, etc.

Municipio informó que se está desarrollando un plan de mejoramiento y recuperación del parque Mariscal Ramón Castilla, de aproximadamente 10 hectáreas. (Foto: Rolly Reyna)
Municipio informó que se está desarrollando un plan de mejoramiento y recuperación del parque Mariscal Ramón Castilla, de aproximadamente 10 hectáreas. (Foto: Rolly Reyna)

El Comercio recorrió ambos bloques del parque: norte y sur. Allí pudo comprobar que hay personal del municipio efectuando trabajos en distintas áreas.

Aun así, existe una zona que tiene desmonte encima del pasto, algunas veredas rotas; el cerco de concreto del monumento en memoria del poeta César Vallejo está deteriorado, hay un centro de acopio de maleza que ocupa gran cantidad del espacio del parque y falta pasto en algunos puntos.

SEPA MÁS:

  1. Sin permisos: En el 2016 el entonces alcalde de Lince, Martín Príncipe, decretó la Ordenanza Municipal 376-2016-MDL, que prohibía la recreación activa en el parque.
  2. Firmas en contra: En el 2017, luego de juntar más de 1.500 firmas de vecinos de Lince, el colectivo Defiende el Parque Castilla presentó una acción de inconstitucionalidad.

—Colectivo vigilante—

El vocero del colectivo Defiende el Parque Castilla, Luis Enrique Pérez, indicó que durante la anterior gestión no se cuidaba adecuadamente el lugar y que incluso querían privatizar el espacio.

“Antes había varias áreas maltratadas y no se les daba mantenimiento. Además, los vecinos ya no podíamos darle uso a causa de la Ordenanza Municipal 376”, explicó Pérez.

Al respecto sostuvo que en conversaciones con la actual gestión se ha propuesto dejar sin validez la ordenanza, aunque creen que sería mejor esperar el fallo del Tribunal Constitucional.

“Queremos que sean ellos quienes la deroguen para que se cree un precedente en todo el país para que ningún otro alcalde haga eso con los espacios públicos”, sostuvo.

Pérez contó que el municipio atendió sus demandas colocando más iluminación en la explanada, donde ya se puede caminar con mayor tranquilidad.

Agregó que esperan que los eventos públicos que el municipio autoriza en el parque no sean tan bulliciosos y se desarrollen en lugares más adecuados para no dañar el pasto.