Redacción EC

No solo los comerciantes que continúan atrincherados en  permanecen alertas ante un posible desalojo. A través de un volante que empezó a repartirse hoy, algunos dirigentes están convocando a una vigilia en las puertas del otrora mercado mayorista a los vendedores minoristas y estibadores que trabajan en los exteriores.

En el papel se lee: "¡Alerta! La Municipalidad de Lima pretende desalojarnos de forma abusiva ingresando por la madrugada, según fuentes cercanas".

La vigilia empezará esta noche y continuará toda la semana. "Nosotros también estamos alerta porque hemos escuchado que la policía intentará sacarnos de madrugada", comentó la dirigente Ida Ávila. Según ella, dentro del establecimiento permanecen 300 personas aproximadamente, entre ancianos y mujeres embarazadas. "Hemos solicitado que mañana venga un fiscal de prevención del delito para que constate que la  no está dejando ingresar alimentos", señaló.

Hoy, por la tarde, se reforzó la seguridad en los alrededores de La Parada. A eso de las 2 p.m. comenzó a llegar mayor número policías y serenos de la comuna metropolitana. Los agentes acordonan las avenidas Aviación y Bausate y Mesa.

Fuentes de la comuna descartaron una nueva intervención para hoy. No obstante, en un comunicado enviado esta tarde, la Municipalidad de Lima informó que se ha enviado un oficio a la  señalando que "cada hora que pasa es una hora más en que se acrecienta y agrava el peligro de desborde infeccioso en el ex mercado clausurado, por lo que es necesario actuar a la brevedad y con el sentido de urgencia que el caso requiere".

En el documento, la comuna metropolitana sostiene que la Policía Nacional tiene la obligación de prestar el apoyo que requiera la autoridad municipal para hacer cumplir sus disposiciones, tal como lo señala el artículo 123 de la Ley Orgánica de Municipalidades.