Cristina Fernández

Karen Valdivia es una chica de 23 años que estudió Diseño Gráfico en un instituto de Lima, pero pese a sus estudios superiores no encontraba empleo. Ella cuenta que toparse con la falta de oportunidades laborales fue muy frustrante, pero no la hizo detenerse en su búsqueda.

Por redes sociales Karen se topó con la propuesta educativa de la empresa social , la cual ofrecía un programa gratuito de formación en desarrollo web y desarrollo personal. Tras cinco meses de estudios, ella y cerca de 40 chicas de bajos recursos económicos de Lima egresarán del programa educativo para convertirse en creadoras de tecnología.

Pese a que la demanda por profesionales especializados en desarrollo y diseño web cada vez es mayor, en el Perú menos del 7% de desarrolladores web son mujeres, indica la co-fundadora de Laboratoria, Mariana Costa Checa.

"No se trata de un tema de capacidad sino de prejuicio. Esta situación está cambiando y nosotros como empresa social queremos contribuir a la inclusión de más mujeres. Las empresas que han incorporado a chicas afirman que se trata de una gran experiencia que ha sumado mucho a sus equipos de trabajo", precisa.

Desde su fundación, en el 2014, Laboratoria ha formado 150 desarrolladoras web, todas ellas mujeres de pocos recursos entre los 18 y 30 años. Con el apoyo de diversas empresas de la industria digital el programa salió de Lima y ahora también se encuentra en Arequipa y en los países de Chile y México.

El último en sumarse a la labor de Laboratoria es Lenovo Perú. Hace unos días esta empresa donó 80 mil dólares, entre dinero en efectivo y equipos, para la implementación de aulas, desarrollo y sustentabilidad del programa.

Desde su fundación Laboratoria ha formado 150 desarrolladoras web. Todas, mujeres de pocos recursos, entre los 18 y 30 años. (Foto: Cristina Fernández / El Comercio)

"Estamos convencidos que desde la tecnología podemos combatir el desempleo y la desigualdad de género. Por ello es importante apoyar a iniciativas que permitan mejorar el nivel de vida y la productividad", resalta Marco Jiménez, gerente general de Lenovo Perú. 

Esta reciente alianza  permitirá seguir subsidiando los estudios para las jóvenes seleccionadas. Siguiendo el modelo de sostenibilidad de Laboratoria, las egresadas repagarán el programa una vez que consigan un empleo como desarrolladoras web. 

"Aquí no solo nos capacitan profesionalmente, nos empujan, nos apoyan, nos motivan a hacerlo por nosotras mismas. La mayoría empezamos muy tímidas y ahora no tenemos temor de enfrentar los retos. Hemos aprendido también a trabajar en equipo", resalta Karen Valdivia, estudiante de Laboratoria.

Lee también: