Redacción EC

Esta mañana, Pilar López y Araceli Oropeza, madre y hermana de , fueron trasladadas a una carceleta. Ambas fueron detenidas anoche durante el allanamiento a la vivienda ubicada en el fundo La Molina, en el distrito de Carabayllo luego que el Poder Judicial dictó 33 meses de prisión preventiva en su contra.

Imágenes de Canal N muestran a las familiares del investigado cuando salieron de la sede de Requisitorias en La Victoria para ser trasladas a una carceleta, a fin de que el Instituto Nacional Penitenciario del Perú (INPE) las derive a un penal. Ellas, investigadas por lavado de activos, fueron trasladadas hacia un vehículo y estuvieron acompañadas por agentes policiales.

El lunes, la Policía Nacional y el Ministerio Público allanaron el inmueble de Gerald Oropeza. La diligencia contó con la presencia del fiscal provincial Pericles Muñoz Carpio, los agentes de la División de Investigación de Lavado de Activos de la Policía Antidrogas (Dirandro) también decomisaron tres vehículos.

En noviembre del 2018, la Fiscalía logró la incautación de ocho inmuebles como parte de la investigación por el presunto delito de lavado de activos contra Gerald Oropeza, quien permanece recluido en el penal de Challapalca, en Tacna. Los precios están ubicados en los distritos de Lince, San Isidro, Carabayllo, San Juan de Lurigancho y en la ciudad de Pisco.

Gerald Oropeza López es investigado por presunto delito de lavado de activos en las modalidades de conversión, transferencia, ocultamiento y tenencia de activos por actividades criminales compatibles con el tráfico ilícito de drogas y defraudación tributaria.

También es sindicado ser el presunto cabecilla de una banda de narcotraficantes que coordinaba envíos de clorhidrato de cocaína al extranjero burlando los controles del puerto del Callao. Por este proceso, el Ministerio Público solicitó una sentencia de 28 años de prisión por el delito de tráfico ilícito de drogas en la modalidad de conspiración agravada.