Redacción EC

Familiares, compañeros y amigos dieron hoy el último adiós al comandante PNP Edwin Jiménez Navarro (45), quien fue agredido por barristas en el último clásico del fútbol peruano.

El agente policial permaneció internado por unos 20 días en el hospital de Policía. Sin embargo, falleció por un paro cardiorespiratorio cuando iba a ser sometido a una operación.

El pasado 11 de agosto, Jiménez Navarro realizaba sus labores en el Estadio Nacional, pero fue empujado por las gradas en la tribuna norte.

El Ministro del Interior, Mauro Medina, manifestó que se realizarán las investigaciones correspondientes para identificar a los culpables de la agresión.